Lo más visto

Sin Bicicleta No hay Planeta

Con ese título CESTA impulsa una campaña para promover el uso de la bicicleta en el país.
Enlace copiado
Sin Bicicleta No hay Planeta

Sin Bicicleta No hay Planeta

Sin Bicicleta No hay Planeta

Sin Bicicleta No hay Planeta

Enlace copiado
Tal mecanismo siempre se ha visto como medio de recreación y transporte y ciertamente que lo es, pero hay un potencial que ha sido muy poco aprovechado en el país, como lo han hecho otros países y es utilizar la bicicleta como medio de transporte cotidiano.

Lo primero es la efectividad. En la mayoría de ciudades del mundo, un viaje menor a 5 km se hace más rápido en bicicleta que en carro o en bus, si se toma en cuenta que la bicicleta probablemente esté cerca de la persona que la usa, tanto al inicio del viaje como en el lugar de destino, en cambio el carro habrá que ir a buscarlo al parqueo y luego encontrar un estacionamiento donde llegue y el bus habrá que esperar que pase. Luego viene el costo. Demás está decir que el viaje en bicicleta es muchísimo más barato que en carro, además este vehículo motorizado se deteriora considerablemente con el tiempo, en cambio una bicicleta puede durar decenas de años y conservarse como nueva si el propietario no ha abusado de su uso, ya que son pocas las piezas que se gastan, como frenos y llantas.

Un ciclista en movimiento ocupa 5 % del espacio que ocupa el desplazamiento de un carro y donde se estaciona un vehículo se pueden poner 20 bicicletas. Esto significa que aun a las personas que nunca utilizarán una bicicleta les conviene que otros lo hagan, ya que si 20 conductores de vehículos se cambiaran a usar bicicletas, en promedio utilizarían el espacio de calle equivalente a un vehículo en movimiento y dejarían 19 espacios libres, lo que sería de gran beneficio para los conductores automovilísticos. Lo mismo ocurre con el parqueo.

Evidentes son las ventajas para la salud humana que tiene hacer ejercicio, lo que sucede al utilizar una bicicleta. Es irónico ver a la entrada de un gimnasio a personas que llegan en carro a hacer ejercicio utilizando una bicicleta estacionaria y pagan por ello, cuando lo lógico sería dejar el carro en casa y salir a dar una vuelta en bicicleta.

Otra ventaja sumamente importante es el impacto en el ambiente. Sabemos cómo está la contaminación del aire en muchas ciudades del mundo, que se cobra muchas vidas humanas, y buena parte de la causa son los vehículos motorizados, sobre todo los que tienen muchos años de circulación. Pero otro aspecto que a veces pasa desapercibido es que los vehículos motorizados, viejos y nuevos, por el mero hecho de consumir combustibles fósiles, generan gases de efecto invernadero que ocasionan un cambio climático cada vez de mayor impacto en el mundo, que se manifiesta en inundaciones, sequías, ondas de calor, enfermedades, alteración del ciclo hidrológico, plagas en cultivos, deshielo de glaciares en otras partes y hasta movimientos telúricos. Los combustibles fósiles en algún momento dejarán de usarse y en ese escenario la bicicleta jugará un papel primordial, junto a vehículos eléctricos-solares. No se puede pensar en una solución integral al cambio climático sino se piensa en la bicicleta, de allí el eslogan de nuestra campaña: Sin Bicicleta No hay Planeta. Como medida educativa e inspirándose en los cigarrillos, CESTA ha solicitado a MOP su intervención para que todos los vehículos motorizados que circulen en el país, incluyendo aviones, lleven un sticker con la leyenda: Usar vehículos motorizados contamina el ambiente y contribuye al cambio climático.

La bicicleta, sin embargo, tiene un problema y es que es vulnerable, tanto por la agresividad del tráfico como por la delincuencia, por lo tanto su uso demanda el respeto de conductores de automóviles y apoyo de autoridades y eso es cuestión de educación y conciencia.

Tags:

  • bicicleta
  • planeta
  • medio ambiente
  • contaminacion
  • cesta

Lee también

Comentarios