Lo más visto

Más de Opinión

Sin monitoreo y evaluación no hay buena gestión

Enlace copiado
José Andrés Oliva Cepeda

José Andrés Oliva Cepeda

Enlace copiado

Si hay algo valioso, de cara a la evaluación de la gestión y la rendición de cuentas de las diferentes instancias gubernamentales, es preservar de gobierno a gobierno, a manera de política de Estado, la institucionalidad en torno al monitoreo y la evaluación. En este ámbito, es trascendental mantener las fuentes, los marcos metodológicos y otros aspectos técnicos relacionados con la generación de información estadística; desde la canasta básica para medir los precios de los alimentos hasta el número de homicidios.

Contar con un sistema de estadísticas estable en el tiempo es de suma importancia, ya que es a través de dicho sistema que es posible conocer si se ha fallado, si se está fallando o se está teniendo éxito. De igual manera que se hace en una empresa, por medio de un cuadro de gestión (a veces llamado "balance scorecard") el gerente ajusta los resultados, o cuando para conocer la salud del niño, el médico le toma las medidas de crecimiento en cada visita. Para dilucidar cuál es el estado de la sociedad, también las cuantificaciones de la nación deben permanecer tanto en estándares como en unidades de medición, porque solo así se puede contar con monitoreo y evaluación.

Asimismo, con la información generada, posteriormente también se hace posible buscar alternativas de solución. Solamente con el análisis continuo, se abren las posibilidades de encontrar explicaciones a problemáticas centrales, tales como: la delincuencia, la pobreza y el valor de la producción.

Hay aspectos que el país debe mejorar y otros que debe mantener. Por ejemplo, es importante contar con un marco censal más actualizado, lo que implica un nuevo censo de población; el vigente se elaboró en 2007, hace 12 años. Sin embargo, por otro lado, a través de los años se han logrado edificar varios activos en generación de datos, que la nación debe preservar. Esto es importante, en tanto que no es adecuado que un Gobierno se evalúe a sí mismo.

La construcción de estadísticas debe realizarse con independencia política. Por el contrario, para generar confianza y credibilidad es pertinente que sean otras instancias, que no sean parte interesada, las que realicen una lectura comprobada de la evaluación de los hechos.

En este sentido, tiene importancia significativa continuar acogiéndose a la vigilancia internacional. Por ejemplo, la suscripción a las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD) del Fondo Monetario Internacional (FMI), de la cual el Banco Central de Reserva (BCR) es suscriptor, eleva las exigencias de calidad y el carácter de oportunidad de los datos, lo cual es muy importante para la toma de decisiones.

Tome en cuenta, respetable lector, que es de esta base estadística por medio la cual usted o yo podremos tener una aproximación o valoración más cercana a la realidad; sin ella la sociedad estaría condenada a caminar a ciegas.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines