Lo más visto

Más de Opinión

Siria: hasta aquí llegaron los apaches

Luego del espectacular triunfo de Donald Trump en Estados Unidos (EUA), ha comenzado a cerrarse en Siria una operación de reacomodo y de ajuste de piezas de ajedrez político-militares, que estaban a la espera de una señal para definir la gran batalla geopolítica de Occidente en el Oriente Medio. Escenario que prevé un nuevo barajado de naipes a nivel de la política mundial.
Enlace copiado
Siria: hasta aquí llegaron los apaches

Siria: hasta aquí llegaron los apaches

Siria: hasta aquí llegaron los apaches

Siria: hasta aquí llegaron los apaches

Enlace copiado
Vistas las cosas desde un horizonte amplio, el fin de la historia que Francis Fukuyama profetizó en 1989, derrumbó no solo el muro de Berlín y provocó la implosión del llamado socialismo real, con la desintegración de la antigua Unión Soviética en 15 repúblicas, y de los países del Pacto de Varsovia en otras tantas, sino que en su pleamar arrastró la destrucción de la antigua Yugoslavia, y de otros países alrededor del orbe con carácter o tinte socialista como el Irak de Sadam Hussein, la Libia de Muamar el Gadafi, la Etiopía socialista así como Angola y Mozambique en el África Austral.

Esta marea alta de los neoconservadores del Pentágono fue aprovechada para promover las llamadas revoluciones de colores en otros tantos países árabes, que fueron sacudidos por primaveras político-sociales que dieron al traste con gobiernos nacionalistas o que pretendían mantener una postura independiente con EUA, como fue el caso de Túnez, Argelia, Egipto, Sudán o Yemen.

Al margen de este tsunami ultraconservador del Pentágono quedaron países como Viet Nam, Corea, Cuba, China, Irán y Rusia, que desde hace algunos años ha comenzado a redefinir su rol geoestratégico en el mundo contemporáneo.

La última frontera considerada en los planes de EUA era el gobierno del Partido del Renacimiento Árabe Socialista (BAAZ), del presidente Bashar Al Assad en Siria, al que en cuestión de meses se derrocaría. De esto hace ya casi 6 años.

No fue así. Una alianza de intereses de países tan disímiles como Irán, China y Rusia ha servido de muro para detener la embestida intervencionista. Se trata de una alianza pragmática de estos países ante la amenaza a su respectiva seguridad nacional.

La llegada de Trump a la Casa Blanca el próximo 20 de enero podría inclinar el fiel de la balanza en las guerras geoestratégicas que libra EUA en el mundo. Trump no solo apuesta por una alianza con Rusia para combatir a los terroristas del Estado Islámico en Irak y Siria, sino que toleraría a Bashar el Assad en Siria.

El mensaje que ha enviado a sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) en Europa así como a sus socios en Japón y Surcorea es claro: cada país debe velar por su propia seguridad nacional. Trump ve el papel de EUA como el de un socio emprendedor en el puro sentido capitalista de la plusvalía y no como el del policía del mundo. Lo cual puede redefinir el rol en la política internacional de la primera potencia mundial.

La revolución conservadora de Ronald Reagan, que acabó con el “Imperio del Mal” comunista, podría tener un epílogo contrario a todos los pronósticos debido a la revolución ultraconservadora de Donald Trump que se avecina para los próximos años turbulentos, en medio de graves contradicciones entre el complejo militar industrial y los negocios de la industria no militar en EUA.

Tags:

  • siria
  • geopolitica
  • estados unidos
  • otan
  • donald trump

Lee también

Comentarios