Lo más visto

Más de Opinión

Sobre derechas e izquierdas

Enlace copiado
Profesor-investigador de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas

Profesor-investigador de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas

Enlace copiado

En el debate político de los últimos años se ha estado discutiendo sobre la relevancia de seguir utilizando los términos "izquierda" y "derecha" para diferenciar las posiciones y propuestas de los partidos políticos. Mientras algunos sostienen que dichos términos ya están desfasados y que, por tanto, ya no permiten pensar adecuadamente la dinámica política real, para otros, siguen siendo vigentes para definir el espectro político.

Norberto Bobbio, en su libro "Derecha e izquierda, razones y significados de una distinción histórica", propuso nuevas reconceptualizaciones para la crisis histórica que ha caracterizado a la política contemporánea. Su análisis incorpora las elaboraciones de Rousseau, Marx, Nietzsche, Schmitt, Gramsci y Sorel entre otros, cuyas reflexiones han servido para fundamentar distinciones que hoy aparecen como insuficientes para comprender las nuevas tendencias políticas y sociales que se generan en la segunda década del siglo XXI.

Bobbio señala que frente al fracaso del "socialismo real" y de los totalitarismos de derecha, "toda concepción totalizadora de la historia, según la cual la historia tiene una meta preestablecida y definida, no tiene futuro, porque ninguna meta está establecida de antemano, ninguna meta es nunca definitiva". Sin embargo, él no cree que dichos autoritarismos hayan agotado los conceptos de derechas e izquierdas.

Tras pasar revista a diferentes criterios que se han postulado para diferenciar entre derecha e izquierda, Bobbio propone dos criterios básicos para definir el espectro político: libertad e igualdad. La tendencia a privilegiar la búsqueda de la igualdad sería el distintivo de la izquierda, mientras la derecha se caracterizaría por la afirmación prioritaria de la libertad. Según las combinaciones que pueden darse entre estos dos valores, podrían definirse también el centroizquierda y el centroderecha: ambos tratarían de conquistar simultáneamente la libertad y la igualdad, y la diferencia entre ellos solo estaría dada por el orden de prioridad que se asignaría a esas aspiraciones.

Según esto, cuando se habla del abanico político no es posible utilizar los términos "derecha" e "izquierda" como si designaran entidades fijas e inmutables, como dos bandos irreconciliables tratando de convivir. Es mejor hablar de izquierdas y derechas en plural, para que quepa la posibilidad de acercamientos y distancias entre ellas. Se trata de una postura que se opone a la típica visión dualista de la política que plantea las situaciones en términos de amigos y enemigos, propia del extremismo político, en el que no hay lugar para la diversidad de posiciones y matices.

Al plantear libertad e igualdad como valores en torno a los cuales se puede distinguir entre izquierda y derecha se dejan las cosas más abiertas. No hay una identificación dogmática de un bando u otro con un valor, por lo que no estamos condicionados a pensar que una posición es más deseable que otra, con lo cual se abre la posibilidad de acuerdos entre las distintas fuerzas políticas. Lo que estas tienen que discernir es a qué valor o aspiración darle prioridad en un contexto histórico determinado, para acordar desde ahí las propuestas y acciones más apropiadas.

En contextos de sociedades conflictivas y desiguales, como la salvadoreña, donde predominan las situaciones de pobreza y exclusión, la lógica sugiere que hay que darle prioridad al valor de la igualdad o de la equidad, sin que esto implique abandonar el criterio de las libertades, que conlleva el de los derechos políticos de ciudadanía y gobierno democrático.

Tags:

  • izquierda y derecha
  • partidos políticos
  • libertad e igualdad
  • contexto
  • derechos políticos

Lee también

Comentarios