Sobre el conteo del voto cruzado

La sentencia de la Sala de lo Constitucional 48-2014 establece que los electores podrán elegir candidatos a diputados no partidarios y de diferentes partidos de manera conjunta o por separado.
Enlace copiado
Sobre el conteo del voto cruzado

Sobre el conteo del voto cruzado

Sobre el conteo del voto cruzado

Sobre el conteo del voto cruzado

Enlace copiado
Esta sentencia da origen al acuerdo alcanzado por unanimidad el 29 de diciembre de 2014 por los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El espíritu de la ley es garantizar que cada candidato aspirante a diputado tenga igual oportunidad de salir electo. Desde mi perspectiva y con todo el respeto que los magistrados del TSE se merecen, opino que al fraccionar la marca en las papeletas estas tendrían un valor equivalente al valor de la fracción con un peso o valor variable.

Lo cual significa, que si un votante en San Salvador vota por 24 candidatos, cada marca en su papeleta tendría un valor de 1/24 siendo la suma de las marcas el valor de la unidad o sea 1. En cambio, si otro votante vota por un solo candidato su marca y su papeleta tendrían el valor de la unidad o sea 1. Esto implica que la marca de un candidato tendría un valor de 1/24 y la marca del otro candidato tendría el valor de 1. Las marcas entonces no serían comparables porque tendrían diferente peso y por consiguiente, dado que la marca se convierte en voto, este no sería igualitario.

Para cumplir con el requisito de que cada papeleta represente un voto unitario y simultáneamente con el requisito de voto igualitario (artículo 78 de la Constitución de la República) sugiero para su consideración y estudio la siguiente propuesta:

Conformar cada papeleta insertando un número de filas igual al número de candidatos y un número de columnas igual al número de partidos e independientes que participan en la elección.

Para obtener una distribución equilibrada de candidatos o rostros por fila se procedería a calcular el número de rostros que irían por fila dividiendo el total de candidatos aspirando a una diputación entre el número de escaños que corresponden al departamento. Quedaría entonces estructurada una diferente papeleta para cada uno de los 14 departamentos.

El día de la votación, los votantes irían marcando el rostro de su preferencia en cada fila hasta completar todas las filas.

Todas las papeletas tendrían necesariamente un total de marcas igual al número de filas una por cada fila.

Al final de la votación la Junta Receptora de Votos (JRV) sería responsable de contar las marcas que cada candidato haya recibido.

Para seleccionar los diputados entrantes se elaboraría, en cada departamento, un listado con el nombre de todos los candidatos participantes ordenados del mayor al menor para que entren los candidatos con el mayor número de marcas según el número de diputados que corresponde a cada departamento.

La JRV también sería responsable, en cada departamento, del conteo de marcas por partido o independientes. Las marcas se convertirían en votos al dividir el total de marcas entre el número de escaños que corresponde al departamento. Se sumarían luego todos los departamentos.

La deuda política se distribuiría por partido según el número de votos que cada partido obtenga nacionalmente.

En conclusión, para que cada candidato tenga igual oportunidad de ser electo diputado, el sistema de conteo del voto cruzado requiere ajustes para cumplir con el requisito del voto unitario y simultáneamente con el requisito del voto igualitario (artículo 78 de la Constitución de la República).

Asimismo, considero conveniente realizar simulaciones previas a la fecha de la elección para que el votante no se confunda al momento de marcar su papeleta.

Tags:

  • voto cruzado
  • sala constitucional
  • tse
  • diputados

Lee también

Comentarios

Newsletter