Lo más visto

Más de Opinión

Sobre la libertad, corrupción y respeto de la ley

Enlace copiado
Rafael Castellanos

Rafael Castellanos

Enlace copiado

Vivimos uno de los períodos más desafortunados de la historia, algo que no esperábamos después de 12 años de guerra, 70 mil muertos y unos Acuerdos de Paz que fueron como el refundamiento del país, un nuevo contrato social en que los derechos constitucionales serían respetados, el ejército pasaba de ser dictador o servidor de absolutistas a salir de la política, ¡¡al gran logro en América Latina!! Sin ser parte específica de los acuerdos, el cumplimiento de la ley, la honestidad en el manejo de los fondos estatales y la decencia en la administración pública que no era la regla, se asumirían como norma, funcionarían la Fiscalía, la CSJ y la Corte de Cuentas...

En menos de tres décadas nos encontramos en el estado más desastroso de la historia reciente, la corrupción es mayor y más descarada que nunca, casi cada día se destapa un nuevo hecho notable de corrupción desde el gobierno, descarados y escandalosos muchos de ellos, el fiscal parece no existir, por lo que parte de la ciudadanía lo señala como partícipe en la corrupción, los más suaves como falta de carácter. La Corte de Cuentas se conforma con decir que "no le dieron la información solicitada" y el gobierno rehúsa absolutamente rendir cuentas, niega información, se salta procedimientos, procede en secretismo, el presidente confronta e insulta a la Asamblea, la Corte Suprema de Justicia, y todo aquel que no esté de acuerdo al instante con él y no le dé lo que pide. En un año lleva al país al endeudamiento más grande de la historia, casi a la quiebra. Se rodea de gente incapaz y cuestionada, los organismos multilaterales han expresado su preocupación por la salida de Hacienda del exministro Fuentes, el único calificado en el gobierno para esta delicada cartera y nombra a una persona sin experiencia ni las credenciales necesarias, con señalamientos recientes de corrupción... podemos enumerar otra docena de casos escandalosos, pero ya se han denunciado abundantemente.

Ahora expreso la gran preocupación, la amenaza a la libertad que tanta sangre ha costado. El talante autoritario del presidente, la militarización a que está llevando al país, la permanente presencia de un ejército que le jura fidelidad a él y no a la República, lo más grave invadiendo la Asamblea Legislativa el 9F, suficiente para la destitución del ministro de Defensa e interpelación al presidente, la permanente presencia de los uniformados dirigiendo la pandemia en vez de los expertos en salud pública, fusiles en vez de estetoscopios, risiblemente "combatiendo la plaga de langostas", haciendo como que ayudaban a apagar un incendio sin duda provocado para robar plomo de esa antigua fábrica de baterías, escoltando en varios helicópteros al presidente que abordaría un lujoso helicóptero privado... se ríe por no llorar.

De lo más serio en el atentado contra la libertad es su relación con los medios a quienes dijo en condición de anonimato alguien cercano, "se les compra o se les cierra". La pauta publicitaria gubernamental siempre ha sido importante y servido para que sean "amigables" los medios que todos sabemos, entrevistadores y directores de programas.

La guerra sin cuartel contra el periodismo incómodo es como la quintaesencia del atentado contra la libertad que por hoy más protege a la sociedad, la libertad de prensa, su agresividad contra los colegas de El Faro y Factum, entre otros, no son aceptables y le han ganado más opositores.

Así las cosas.

Tags:

  • libertad
  • corrupción
  • ley
  • periodismo
  • endeudamiento

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines