Lo más visto

Más de Opinión

Sobre las elecciones en Estados Unidos

Enlace copiado
José Enrique Argumedo - Exmagistrado de la Sala de lo Constitucional de la CSJ

José Enrique Argumedo - Exmagistrado de la Sala de lo Constitucional de la CSJ

Enlace copiado

El escritor mexicano Carlos Fuentes –autor de "La Silla del Águila" y "Gringo Viejo" entre otros– analizando a presidentes de Estados Unidos calificó a Roosevelt como el gran estadista; a Truman y Carter como inteligentes y buenos; a Johnson y Nixon, inteligentes y perversos; a Kennedy, brillante y sacrificado; a Reagan, tonto y obsesivo; a Bush padre, tonto y perverso. Fuentes falleció en 2012, ya no podemos conocer lo que diría de Trump. ¿Cómo lo habría calificado? ¿Cómo muchos lo hacen de loco y payaso? Lo de payaso no lo acepto, pues estos alegran, son festivos y Trump con sus trompadas llevó zozobra, dolor, tragedia en su contienda permanente contra los inmigrantes. Un pregonero de desgracias con lo de "construiré un muro y lo pagará México". Además de otras decisiones como aumento de aranceles y su salida de tratados internacionales.

Hemos conocido de salvadoreños que pedían desde aquí votar por Trump. Son libres de hacerlo; pero es reprobable pedir votar por quien dijo que somos un país de m..., que nos sacó en cara que nos daban millones de dólares y no le colaborábamos. Pedir que se vote por el hombre de la patraña, de la mentira, de cometer violencia contra la mujer, de ser un rudo, un racista, un amigo del embrollo, con discursos de odio, es contrario a la razón.

Las encuestas anunciaban un triunfo de Joseph Biden, pero no arrollador como podría desearse. Ojalá hubiera sido un triunfo como el del demócrata Lyndon Johnson sobre el republicano Barry Goldwater en 1964, de 43 millones a 27 millones de votos (en números redondos), con 486 votos electorales a 52. En ocasiones el sistema del Colegio Electoral de Estados Unidos da resultados que sorprenden, Kennedy logró una diferencia de votos sobre Nixon de 131,881 de un total de 68 millones, pero en votos electorales fueron 303 para el primero y 219 para el segundo.

Son acertadas las frases del presidente electo Biden, buscando amainar las diferencias entre los partidarios de uno y otro: "Buscaré ser un presidente que una al país, en vez de dividir. Es tiempo para sanar. Es hora de escuchar, mirar y no tratar a nuestros oponentes como enemigos. Es hora de reconstruir". Mientras que el presidente saliente atiza el odio con sus discursos. Digo presidente electo palabras utilizadas por la Voz de América (VOA) "servicio de radio y TV internacional del gobierno de Estados Unidos", quien también ha dicho "gobierno saliente". Trump se queja de que no procede declarar ganador a Biden porque existen anomalías que deben de aclararse en los tribunales; sin embargo, él declaró su victoria el miércoles 4 de noviembre: "Ya hemos ganado". Sigue con sus mentiras permanentes. El jefe debe predicar con el ejemplo, si es pendenciero no extraña que sus seguidores actúen de esa manera.

Con Biden hay esperanza, hay confianza. Kamala es una promesa. Que no suceda lo que de España escribió Jiménez de Parga (quien fue miembro del Tribunal Constitucional de aquel país): "La gran ilusión de la tarde del sábado se ha convertido en desilusión durante la jornada del domingo".

La incapacidad para entender que la confrontación permanente termina no rindiendo frutos –aunque sí triunfos momentáneos– lleva a Trump a seguir "funfuñeando, funfuñeando". Se le toma la palabra a Biden, así que queremos respirar mejores aires para bien de Estados Unidos y de todos en sus relaciones con ellos. Construir progreso en paz.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines