Lo más visto

Más de Opinión

Sobre las palabras

Leí la opinión que hace más de un año dio Christine Lagarde acerca de los ancianos. En los tiempos actuales, las palabras hay que cogerlas con pinzas para no herir a nadie, pues ocurre que todos estamos avispados esperando ofensas y malos decires.
Enlace copiado
Enlace copiado
No quiero en modo alguno justificar a aquella dama, que solo me simpatiza por el idioma, pero no debemos ignorar que hace muchas décadas los humanos venimos esforzándonos hasta el hastío por reducir nuestros años de trabajo y pasados los 40 años comenzamos a gestionar nuestros retiros laborales, e insinuar que ya no estamos en capacidad de trabajar. Es decir, nosotros mismos nos envejecemos a destiempo, bajo la premisa ociosa de no salir viejos del trabajo y disfrutar la vida; olvidándonos que el trabajo es aliciente que fortalece el espíritu de estar vivo. Como es natural, pensionados o jubilados jóvenes, hay un gran trecho hasta el día de nuestra partida física, lo que supone una especie de parasitismo económico social, si no nos afiliamos a formas que generen beneficios a los Estados que nos albergan. Esta es la visión que percibo en los pronunciamientos de Lagarde, que los ha expresado, aparentemente, sin hipocresía, como en política sería lo correcto: la hipocresía y la mentira son el sustento actual de la actividad política. Fue desafortunado aquel discurso, no por lo dicho, sino por cómo fue dicho.

PD: En nuestro país los médicos están exigiendo trabajar solo 20 horas al mes, cuando nuestra Constitución les exige 40, y quieren aumento de sueldos y beneficios marginales, mientras tratan a los pacientes a patadas en los hospitales.

[email protected]

Tags:

  • fmi
  • lagarde
  • ancianos
  • medicos
  • aumentos

Lee también

Comentarios