Lo más visto

Sogo Shosha (Empresas comerciales integradas) – Modelo Único de Negocios de Japón

Actualmente el valor total de venta anual de cinco grandes Sogo Shosha, Mitsubishi, Mitsui, Sumitomo, Itochu y Marubeni es de $610 billones lo cual representa el 12 % del PIB japonés en 2016.
Enlace copiado
Sogo Shosha (Empresas comerciales integradas) – Modelo Único de Negocios de Japón

Sogo Shosha (Empresas comerciales integradas) – Modelo Único de Negocios de Japón

Enlace copiado

Embajador del JapónSogo Shosha es un ejemplo de modelo de negocios exclusivo de Japón. Las empresas Sogo Shosha son un reflejo del desarrollo económico de Japón, trabajan para mejorar el interés nacional de Japón debido a que son el resultado de la buena combinación entre el gobierno y el sector privado.

Sogo Shosha – Comercializadora Global es una forma de negocio que está dedicada a comercializar una amplia gama de productos y materiales. Además de actuar como intermediarios, Sogo Shosha también se involucran en logística, desarrollo de plantas y otros servicios, así como en la exploración de recursos internacionales. A diferencia de las compañías comerciales en otros países, que generalmente están especializados en ciertos tipos de productos, Sogo Shosha tiene líneas de negocios extremadamente diversificadas, en lo que respecta al modelo comercial exclusivo de Japón.

La estructura de Sogo Shosha puede dar ventajas en el comercio internacional; ¿por qué? Primero, porque las empresas tienen amplias capacidades de gestión de riesgos, ya que comercializan en muchos mercados, mantienen saldos en muchas monedas extranjeras, pueden generar un suministro cautivo y la demanda de sus propias operaciones. Segundo, porque cuentan con sistemas de información de mercado internos a gran escala que les otorgan economías de escala en la búsqueda de nuevas oportunidades comerciales. Y tercero, porque su gran escala también les permite proporcionar capital en forma de servicios de crédito, financiamiento y exportación a bajo costo.

Una de las funciones de Sogo Shosha es adquirir empresas pero no como el modelo de Fondo de Inversión, sino con el propósito de identificar e implementar las oportunidades de negocios en varias industrias utilizando la información y recurso humano, generando negocios en el comercio exterior.

Actualmente el valor total de venta anual de cinco grandes Sogo Shosha, Mitsubishi, Mitsui, Sumitomo, Itochu y Marubeni es de $610 billones lo cual representa el 12 % del PIB japonés en 2016.

Historia

Sogo Shosha tiene su origen en la rebelión política de 1868, en la cual el gobierno de Tokugawa fue reemplazado por la restauración del emperador Meiji. Este nuevo gobierno inició un ambicioso programa del fortalecimiento de la fuerza naval y transporte marítimo, el cual conllevó a astillero y la siderurgia importando mineral de hierro y carbón.

Las compañías de Mitsubishi y Mitsui (dos Sogo Shosha) en ese momento cumplieron su rol como empresas de política nacional, ya que su negocio original era la logística y el comercio local. Japón se modernizó a través de varios conglomerados de operaciones familiares conocido como Zaibatsu, los cuales tenían como punto focal el desarrollo y comercialización y el financiamiento entre varias empresas del grupo.

Las empresas japonesas especializadas, en particular las de la industria del algodón, tomaron un rol grande para trabajar con intermediarios para el comercio exterior e inicialmente importaban algodón crudo y luego exportaban productos finales del algodón. Estas compañías se caracterizaban por el manejo de varios productos, con el objetivo de comercializarlos en varias regiones, y establecerse con una inversión sustancial y un bajo riesgo en el sector industrial local.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el comercio exterior se suspendió momentáneamente y Zaibatsu estaba deprimida. En 1950 el comercio exterior se reanudó y el gobierno japonés se fortaleció especialmente en desarrollar y expandir la exportación de la industria local, estimulando así a la economía.

Mitsubishi y Mitsui también se desarrollaron en los años cincuenta y formaron negocios de gran escala. Así mismo Zaibatsu Grupo Sumitomo, con más de 400 años de existencia, empezaron con el negocio farmacéutico y del cobre, con el cual ayudaron en la creación de empleos para las personas que regresaron de la Segunda Guerra Mundial, nuevamente incorporando su comercializadora, Sumitomo Corporation.

Sogo Shosha era el componente clave del modelo de negocios Keiretsu, en la posguerra en donde los bancos comerciales gigantes tomaron el rol central.

Hasta 1980, la operación de Sogo Shosha estaba concentrada, en su mayor parte, en el apoyo a las transacciones de la industria manufacturera japonesa, particularmente en el área textil e industria química. Pasado el tiempo, la industria manufacturera japonesa empezó a tener un rol directo de compras, ventas y mercadotecnia internacional.

Sogo Shosha enfocó su operación en los negocios de transporte, gestión de proyectos, seguros y desarrollo de bienes y raíces, llevando estos negocios fuera de Japón a través de subsidiarias y asociadas locales.

En 1990 colapsó la burbuja económica japonesa trayendo consigo tasas de crecimiento económico del 1 % y una ola de fusiones y reorganizaciones entre Sogo Shosha.

Actualmente el gobierno japonés diseña la estrategia para el crecimiento económico contando con el desarrollo de los países emergentes y Sogo Shosha crea detalles para realizar mejoras en el interés nacional y mantener la relación de negocios con la industria local, tales como el suministro estable de energía, recursos minerales, garantía en el suministro de provisiones y conservación del medio ambiente.

El nuevo modelo de negocios de las empresas japonesas es la inversión en energía renovable, tratamiento de aguas residuales, distribución de agua potable, producción de anime, operación de salas de cine, desarrollo de minerales como litio y shale gas, y desarrollo de negocios espaciales, buscando la sinergia de M&A y cadenas más avanzadas de valor.

Lee también

Comentarios