Sombrío panorama de la educación salvadoreña

Nuevamente las universidades se preparan para ofrecer cursos para la Prueba de Aprendizaje y Aptitudes para Egresados de Educación Media, conocida como PAES.
Enlace copiado
Sombrío panorama de la educación salvadoreña

Sombrío panorama de la educación salvadoreña

Sombrío panorama de la educación salvadoreña

Sombrío panorama de la educación salvadoreña

Enlace copiado
El objetivo es que los alumnos de diferentes instituciones educativas puedan llevar mejores conocimientos para someterse a la prueba.

Esa varita mide no solo los dos años de bachillerato, también mide conocimientos aprendidos en años anteriores. ¿Se tendrá 6 de nota global este año en la PAES?

Mientras tanto, en los centros escolares existen extorsiones, amenazas y homicidios hacia los estudiantes y maestros. En el año 2015 según la PNC murieron asesinados 72 estudiantes. En el presente año ya son un aproximado de 14 estudiantes que no pudieron cumplir sus sueños. Por eso y otras razones aumenta la deserción escolar.

Muchos desertan por la delincuencia, emigración dentro y fuera del país, y por pobreza. Y los que llegan a las universidades tienen que hacer un gran esfuerzo para aprender otras cosas que dejaron en el camino, como una escritura legible, ortografía, buenos modales, carencia de patrones culturales y tantos aprendizajes que se quedaron en el limbo.

El Salvador es uno de los países a escala mundial en donde la niñez y la juventud sufre más. Familias completas emigran en busca de mejores oportunidades. El panorama lo ven con pocas esperanzas.

Mejorar la calidad de la educación es imposible en centros escolares en donde impera la violencia. El Ministerio de Educación puede proporcionar las mejores herramientas pedagógicas y didácticas, maestros capacitados, pero si el cáncer de la violencia sigue no se lograrán los objetivos.

Es usual ver a soldados y policías cuidando centros escolares. Es el diario vivir. La situación es tan caótica que existen centros escolares en donde las pandillas están reclutando a jóvenes. Con las nuevas medidas extraordinarias aprobadas en la Asamblea Legislativa se espera que merme tanta violencia, en especial la que afecta a la población estudiantil.

Una solución para que los niños y jóvenes estén fuera de peligro o aprovechen mejor su tiempo es tenerlos ocupados. Esto se destaca en el programa Sistema Integrado de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno del MINED, el cual centra su atención en el mejoramiento de la calidad pedagógica; además: “...Cuidando la permanencia del estudiante con calidad educativa (rediseño de la escuela, aulas por disciplina, metodologías activas, en tiempo pleno, mediante jornada extendida)...”.

Sería excelente que se aplicara en todos los centros escolares, pero no alcanza el presupuesto.

Implementar estos y otros programas no es fácil, hay que darles alimentación, material didáctico, entre tantas cosas. Mientras tanto, en las colonias se evidencia que los estudiantes llegan temprano, están entretenidos con los smartphone, hacen las tareas a última hora y no hay supervisión de parte de los familiares. El ocio es el que entretiene a muchos. Así, no lograremos un futuro prometedor.

Un ejemplo del desinterés de aprender es preguntarles a unos cuantos estudiantes por las tablas de multiplicar o las capitales del mundo; muchos no lo saben. ¿A quién le echamos la culpa, al sistema educativo o a los padres de familia?

El panorama sombrío cambiaría si se diesen más becas a estudiantes de escasos recursos, más inversión para el sector educativo, más maestros capacitados, padres de familia más comprometidos en la supervisión de sus hijos, etcétera. No es fácil, solo se necesita que haya más apertura en la cosa educativa. No podemos estar viendo escuelas paupérrimas y estudiantes con deficiencias de aprendizaje.

Al final, el estudiante que culmina el bachillerato o una carrera universitaria es porque se dedicó a estudiar, se interesó por el conocimiento, se comprometió a ser un mejor ciudadano y ayudar al desarrollo del país.

Tags:

  • paes
  • seguridad
  • alumnos
  • pandillas

Lee también

Comentarios

Newsletter