Lo más visto

Somos capaces de tolerancia y responder con argumentos

 
Enlace copiado
Somos capaces de tolerancia y responder con argumentos

Somos capaces de tolerancia y responder con argumentos

Enlace copiado

En mi Palestra de ayer abordé la fuerte división que hay en ARENA por la actitud rebelde (fuera de la institucionalidad) de ARENA y por las malas actuaciones de la dirigencia en que podemos incluir COENA, fracción y Comisión Política, por el ruido tremendo en las redes y medios entre areneros y simpatizantes, tanto por la actitud de Simán, tanto a favor como en contra y por las malas decisiones tomadas en la Asamblea al elegir gente con señalamientos y el poco cuidado de Norman y Velásquez Parker al hablar en público y ponerse como patos de tiro al blanco y les dispararon de todos lados. El sangramiento interno es grande y pareciera que el mayor contrincante o enemigo de ARENA no podría haber diseñado mejor un plan encaminado a un Hara Kiri en las presidenciales de febrero y que los areneros o simpatizantes, por agarrar bando entreguen el poder del que creían tan cerca estar, hoy no estoy tan seguro.

Cuando publico mis columnas en las redes sociales estoy acostumbrado a que haya unos cuantos troles o gente de escaso calibre intelectual o moral que solamente tira insultos. Hay casi siempre una buena cantidad de “me gusta” y menos respuestas antagónicas con razonamiento, la mayoría son opiniones absolutistas sin discernimiento o escritas con el hígado.

Para mi decepción en mi Palestra de ayer en que critiqué constructivamente a la dirigencia de ARENA y a Javier Simán recibí una buena cantidad de respuestas de gente que respeto, sin tolerancia y con poca comprensión de lo que proponen o cómo funcionan las instituciones.

Dicen que Javier no está en rebeldía, ¿cómo se llama a atacar desde fuera de la institución la credibilidad del proceso en que participó antes de elecciones presidenciales? Lo que me dicen es algo como ya estamos aburridos de lo mismo, debieran de aceptar la ayuda del equipo del Sr. Simán. ¿Como asesores? ¿Haciendo renunciar al COENA y ocupar sus puestos? Pregunto para entender.

Javier tiene gente dentro del COENA y más en la Comisión Política, mis amigos Albino Román y Tom Hawk a la cabeza, que ejercieron su legítimo derecho de hacer campaña abierta por Javier (eso sí, sin renunciar a la Comisión Política) como hicieron algunos funcionarios que apoyaron a Carlos Calleja, algo que por cierto debe normarse mejor para el futuro.

Me decepciona la poca tolerancia y la escasa capacidad de debate civilizado, sin descalificar, sin agredir. A los troles y a las plumas a sueldo los ignoro, hacen un trabajo por el que les pagan, pero es muy denigrante.

A los que me dirijo, a favor o en contra es a tener sensatez, conversar, limar asperezas, pedir y dar, terminar esta autoflagelación que puede desangrar tanto a ARENA que enfrentará la presidencial diezmada y débil. No es de doblar la cabeza y amén ante el COENA, la Comisión Política y la fracción, sino de buscar la forma de terminar ya con este enfrentamiento. Si se quieren cambios estructurales, postularse en la siguiente elección de COENA y entonces dirigir.

Cuando hay reglas e instituciones creo que es un pésimo precedente ceder por presión contra las reglas, hoy son estos, mañana serán otros. Lo mismo aplica al país con el cumplimiento de la ley y el Estado de derecho.

Decepcionado del poco razonamiento los invito a releer, insistir si quieren, pensando más profundamente sus respuestas, con cabeza y corazón patriótico, que hígado del que abunda y no construye nada.
 

Lee también

Comentarios