Lo más visto

Más de Opinión

¡Son fuerzas destructivas!

Las fuerzas morales, físicas, naturales o sociales pueden ser ignoradas u obviadas en su incalculable potencial destructivo.
Enlace copiado
Enlace copiado


Lamentablemente, parece que nuestros gobernantes, ministros, diputados y onerosos asesores, ensoberbecidos por el poder que detentan, no dimensionan las fuerzas sociales negativas e incontrolables que generan sus acciones erradas o sus omisiones dolosas.

Desconocer esas fuerzas potenciales revela ignorancia o miedo a la verdad. Estamos llegando al punto crítico de una violenta erupción social y los encargados de la “res-pública” no parecen sentir e ignoran los graves síntomas del día a día. La ola imparable de crímenes, extorsiones y abusos sociales como los “cuida estacionamientos” o “limpia vidrios”; niños y ancianos limosneando en las esquinas esperando quizás el momento para colaborar en hurtar, robar o peor aún, asesinar.

Son problemas sociales irresolutos y crecientes (¿fomentados maléficamente?). ¡No hay autoridad! ¡Lo vivimos a diario! Corresponde al Órgano Ejecutivo su control y erradicación urgente.

Los ciudadanos deseamos colaborar, pero, si el Ejecutivo no resuelve, probablemente el tsunami social nos arrastre a todos con los funcionarios a la cabeza.

Aceptar la realidad es requisito indispensable para cambiarla.

No teman aceptar verdades y solicitar ayuda de los sectores sociales. Hay ejemplos de que la sociedad desea colaborar, como la SC de la CSJ, gallardamente impidiendo a los legisladores el encubrimiento cínico y descarado de partidos y políticos deshonestos.

Eliminando el miedo político se podrían aplicar responsablemente las medidas correctivas antes de la cruel y fatal erupción social constantemente anunciada.

[email protected]

Tags:

  • miedo
  • verdad
  • csj
  • crimenes

Lee también

Comentarios