Sonsonate y sus atractivos

Voy a aprovechar esta columna para manifestar a las personas que visiten Sonsonate algo que muchas probablemente ya lo saben, y es que con poco dinero y con la gasolina barata como está pueden gozar fácilmente de sus tres estados climáticos diferentes: a) por la mañana deleitarse en las playas tropicales de Acajutla y disfrutar del mar; b), al mediodía darse un chapuzón en las frescas aguas de su balneario Atecozol, en Izalco; y c), por la tarde saborear un humeante café en el rico y acogedor clima de Salcoatitán.
Enlace copiado
Enlace copiado
Todo esto en un solo día, y para quien no haya quedado satisfecho, Sonsonate está celebrando sus fiestas patronales en honor de la Virgen de Candelaria, que finalizan el 2 de febrero, donde pueden visitar la iglesia catedral, su remodelado parque Rafael Campo y su Palacio Municipal, sus calles llenas de colorido y carrozas y disfrutar de su tradicional Cabalgata Artística, que es todo un acontecimiento nacional en el que participan artistas nacionales e internacionales y concurren numerosamente propios y extraños.

A quienes les apetezca bailar pueden hacerlo en sus festivales. Sonsonate, conocida como “la Ciudad de las Palmeras”, es cuna de personas ilustres, como Salvador Salazar Arrué (Salarrué), y tiene varias características y tradiciones, como su Semana Santa, su imponente volcán de Izalco, su Verbena Sonsonateca, su gente trabajadora, cordial, afectuosa, sus bellas mujeres.

Se dice, con sobrada razón, que quien toma agua de coco de Sonsonate difícilmente olvida este bello departamento y dice la leyenda “que se queda aquí”.

[email protected]

Tags:

  • sonsonate
  • atecozol
  • izalco
  • salarrue

Lee también

Comentarios

Newsletter