Lo más visto

Más de Opinión

Superar esta etapa en la que los contagios se multiplican exige mover todas las voluntades nacionales en la misma ruta

En la base de todo ello está la falta de organización de las decisiones, lo cual requeriría un plan de acción que tampoco se ve aparecer por ninguna parte.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Lo que tenemos dramáticamente a la vista en todas partes es que hay un desconcierto generalizado sobre los tratamientos que hay que aplicarle a la actual pandemia para ir en la vía de controlarla y, en definitiva, de ir avanzando seguramente hacia su conclusión. Todos estamos a la ansiosa espera de las vacunas que se experimentan por doquier, pero entretanto nada está claro y los enigmas son los que predominan por todas partes. Y así como este virus pareció surgir de la nada en forma tan invasora, lo mismo puede pasar con otros que aparezcan en el futuro, porque lo que hoy se ha abierto es una Caja de Pandora cuyo contenido imprevisible ha puesto en jaque todas las previsiones anteriores. Y además la pandemia trae consigo grandes inseguridades en los campos económicos y sociales, como estamos viviéndolo en la más amplia cotidianidad.

En ese panorama con tantas expectativas sin solución no es de extrañar que proliferen las medidas erráticas y que se vayan acumulando deficiencias que tampoco reciben tratamientos ordenados. En la base de todo ello está la falta de organización de las decisiones, lo cual requeriría un plan de acción que tampoco se ve aparecer por ninguna parte. Esto último, aunque es efecto directo de que no hay claridad sobre las estrategias a seguir, está evidentemente influido por la incapacidad endémica de entendimientos entre los actores nacionales, y en particular los políticos, lo cual se ha agudizado en esta etapa que se abrió con las elecciones presidenciales de 2019 y está ahora mismo muy intensa en las vísperas de las elecciones legislativas y municipales de 2021, en las cuales se medirá el reparto de fuerzas especialmente en la Asamblea Legislativa.

Es muy revelador que, luego de más de 4 meses de crisis, no haya sido posible armar ni un solo esquema consensuado para encarar los avances de la pandemia, ni tampoco para visualizar, al menos en lo elemental, las bases de lo que sería la nueva normalidad cuando la reapertura comience a hacerse factible. Porque evidentemente hay que ir en orden: lo primero es la vida y la salud, pero sin desconocer que los impactos de la pandemia son tan destructivos y múltiples que no se pueden quedar fuera de un enfoque integral, que es el que necesitamos cada vez con más apremio.

Hasta ahora, como lo que ha imperado es el desorden en medio de una conflictividad que se mantiene intacta pese a que la realidad está pugnando por desentramparla, no se avizoran vías de escape que no sean las famosas vacunas que son también un movimiento global donde tampoco se abre paso la claridad. Y dentro de este mosaico de lo incierto, lo sensato sería que los que tienen más capacidad de hacerlo, que son los que tienen más poder, comenzaran a dar el ejemplo del buen tino puesto al servicio de los intereses de todos.

Como hemos repetido tantas veces y tenemos que seguir haciéndolo por imperativo de las circunstancias, sólo la voluntad efectiva de poner orden es capaz de ir dando resultados en la medida de lo realistamente posible. Y el orden sólo se logra cuando la disciplina se pone como norma de trabajo que no tiene alternativas. Si esto no se echa a andar, las perspectivas del país serán cada vez más indefinidas.

Ahora, todo dependerá de que la sociedad y la institucionalidad sean capaces de traspasar la barrera del trastorno pandémico con suficiente creatividad y espíritu de normalización, para que la productividad se reactive progresivamente.

Debemos tener confianza en que saldremos de esta crisis insospechada, pero sobre todo en que sabremos seguir adelante con la inteligencia creativa necesaria. Somos nosotros, los salvadoreños, los que tenemos la palabra.

Tags:

  • voluntades
  • falta de organización
  • pandemia
  • vacunas
  • orden

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines