Lo más visto

Más de Opinión

Superar falsedades y corrupción con educación (Parte I)

Estados Unidos tuvo uno de los eventos electorales más controversiales de su historia, en el cual medios digitales y tradicionales de amplia trayectoria realizaron su trabajo de cubrir las elecciones presidenciales bajo fuertes acusaciones de difundir noticias falsas.
Enlace copiado
Superar falsedades y corrupción con educación (Parte I)

Superar falsedades y corrupción con educación (Parte I)

Superar falsedades y corrupción con educación (Parte I)

Superar falsedades y corrupción con educación (Parte I)

Enlace copiado


Uno de los casos más sonados fue el asunto de The Washington Post, en donde su director, Marty Baron, tras corroborar que la nota periodística contraria al entonces candidato Donald Tump contenía datos inexactos provenientes de una fuente web poco confiable, pidió disculpas (verificar las fuentes, el autor, la fecha y la procedencia es una obligación ética). Cuando se dan atropellos a los derechos de libertad de opinión y expresión, la consecuencia para la calidad de vida democrática es dramática por la desinformación de la ciudadanía. Al difundir datos falsos se disfraza la mentira de realidad, produciendo noticias engañosas, con lo que la gente se confunde y no logra tomar decisiones libres para avanzar en la consecución de la felicidad personal y la de su familia, ocasionando obstáculos para que gobernantes y líderes realicen alta política.

Asimismo, en nuestro país han sido frecuentes y preocupantes la persecución, intimidación, el acoso y ciberbullying a medios de comunicación y periodistas, por ejemplo, la situación de Héctor Silva Ávalos, de Revista Factum, y la de Cristian Meléndez, de LA PRENSA GRÁFICA, quienes con su trabajo periodístico investigativo han revelado indicios de ilegalidades en el ejercicio público de algunos funcionarios y el actuar empresarial oscuro de específicos ciudadanos, lo que ha puesto en riesgo la vida de los periodistas. Más recientemente está la esperada de resolución el caso en contra de los imputados que supuestamente participaron en el ciberataque en menoscabo de la credibilidad de LA PRENSA GRÁFICA y El Diario de Hoy.

La semana pasada se comenzó a dilucidar si el caso pasa a juicio, en un proceso en que los acusados tienen cargos de violación de distintivos comerciales, agrupaciones ilícitas, violación de derechos de autor y derechos conexos y falsedad material. Ya se expuso gran cantidad de prueba documental y pericial, incluyendo un informe enviado por el Departamento de Justicia de EUA que prueba la compra de alojamientos y dominios para supuestamente clonar sitios web de los periódicos.

¿Por qué existen estos comportamientos dañinos? Estamos en la era digital y de la web, que pone nuestras acciones a escala global al alcance de un clic, dando peligrosamente la impresión de que no hay reglas y que todo vale para hacer negocios y política (geopolítica). Virginia Pérez Alonso, presidenta de Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), señala: “Hoy por hoy, la publicidad en internet se vende, como se dice vulgarmente, a volumen. Cuantos más clics generas, más ingresos por publicidad… Hay gente que monta webs sabiendo que el contenido se va a difundir rápidamente a través de las redes sociales si generan un contenido viral y, por tanto, les reporta unos ingresos en publicidad. Las llamadas ‘fake news’ son noticias deliberadamente falsas, es decir que alguien está difundiendo una información a sabiendas de que es falsa… Yo creo que falta educación, falta formación, falta criterio y eso no se aprende a los 30, ni a los 40 ni a los 50 años. Eso tiene que venir desde la escuela y debe ser un trabajo colectivo por parte de todos los agentes implicados en esto”.

La organización que ella preside presentó 10 puntos para superar y combatir los efectos de rumores, falsedades y ciberataques. Me sumo a ellos para que no pierda su reputación como sistema político de la democracia. Continuará.

Tags:

  • kalena de velado
  • donald trump
  • the washington post
  • prensa
  • intimidacion
  • vida democratica
  • datos falsos
  • periodismo

Lee también

Comentarios