Lo más visto

Superar la ciudadanía “selfie”

Leyendo artículos sobre la generación “selfie”, me encontré con la reflexión del columnista Jonathan Freedland, del The Guardian
Enlace copiado
Superar la ciudadanía “selfie”

Superar la ciudadanía “selfie”

Superar la ciudadanía “selfie”

Superar la ciudadanía “selfie”

Enlace copiado
Leyendo artículos sobre la generación “selfie”, me encontré con la reflexión del columnista Jonathan Freedland, del The Guardian, quien les describe como personas narcisistas, que al igual que el mitológico cuento griego de Narciso y su entretenimiento de ver su reflejo en el agua, algunos de los miembros de generaciones actuales (y de la mía), han encontrado espejos digitales en los “selfies”, para elevar o rebajar la autoestima, señalando el peligro de convertirse en egoístas (“Selfish” en inglés), y llevándoles a la dejadez frente a los retos y oportunidad de la vida en sociedad (https://www.theguardian.com/commentisfree/2013/nov/19/selfie-narcissism-oxford-dictionary-word).

En la era digital, ninguna persona está exenta de caer en la tentación de aislarse para no tener que resolver los problemas de su entorno. Un síntoma de esta apatía es la queja continua sobre la política, la economía y un largo etcétera. Creo que hay que superar la ciudadanía “selfish”... digo, “selfie”, para lograr unirnos en la reconstrucción del tejido moral (honestidad); y el capital social y humano, imprescindibles para el desarrollo socioeconómico (http://yeux.com.mx/ColumnaUniversitaria/la-generacion-selfishperdon-selfie/).

“En la soledad, el artista reina, pero sobre el vacío. En el teatro él nunca es el Rey. Lo que quiere hacer depende de los otros. El director precisa del actor, que a su vez precisa de aquel. Esta mutua dependencia, cuando es reconocida con la humildad y el buen humor que siempre debe haber, establece la solidaridad del oficio y da cuerpo a la camaradería de todos los días. Aquí, nosotros estamos unidos los unos a los otros sin que ninguno pierda por eso su libertad. ¿No es esa una buena receta para la sociedad del futuro?” Albert Camus, escritor y artista francés de teatro.

¿Cómo repensar la sociedad que queremos? En el teatro, Camus ofrece algunas pinceladas. También podemos tomar inspiración de las definiciones ampliamente aceptadas sobre qué es el aprendizaje y trabajo colaborativo, para dejar de lado la actitud “selfish” y apostarle a una ciudadanía con sentido de solidaridad. Esta empuja a hacer el esfuerzo por desarrollar actitudes de colaboración, cooperación y complementariedad, consigo mismos y con los demás. No se trata solamente de ponernos de acuerdo o de transitar en grupo, sino de “caminar unidos, que, por esta misma razón, ninguno de los participantes pierde su libertad” (Camus, según Carlos Albalá e Ignasi López, editorial Bside Books, 2011).

Seamos el cambio que soñamos. Redoblemos esfuerzos por construir una visión de nación que tenga pocos puntos para que la gente trabaje con entusiasmo y podamos tener oportunidades de progreso. Unidos en equipos trabajando a favor del Bien Común de El Salvador, hombres y mujeres de variada procedencia y pensamiento, sin que implique que unos seamos menos o más, mejores o peores. Podríamos tener la satisfacción de descubrir un campo totalmente nuevo de aprendizaje mutuo, donde las ideas sean escuchadas y analizadas sin prejuicio y sin excluir a nadie, independientemente de quienes las expresan, entremezclándose y transformando la energía negativa en positiva hacia quienes piensan diferente. La sumatoria de las pequeñas e innovadoras acciones cívicas y su bondad, junto a una flexibilidad creativa y colaborativa, puede hacer que cada grupo de ciudadanos se anime a cambiar a otros que estén apáticos (“selfish”) y se llegue a un puerto de diálogo y reconciliación que hasta ahora desconocemos. (Conceptos tomados de C. Albalá e I. López, ver http://www.aprendercolaborando.com/colaboraccion-por-marcos-isabel/).

Tags:

  • selfie
  • tecnologia
  • era digital

Lee también

Comentarios