Lo más visto

También están en la mira

Enlace copiado
Juan Héctor Vidal / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Juan Héctor Vidal / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Columnista de LA PRENSA GRÁFICAEl título de esta columna recuerda la frase amenazante que por enésima vez profirió el presidente de la república contra los magistrados de la Sala de lo Constitucional. El motivo: el simple anuncio de la ANEP de presentar un recurso de inconstitucionalidad por el nombramiento arbitrario y viciado –como representante del sector privado organizado ante la SIGET– de una persona cuyas credenciales aparentemente se circunscriben al ejercicio independiente de la profesión y de funcionario público muy cercano al Gobierno.

Como un ciudadano corriente –pero con principios democráticos, inclaudicable y una devoción irrefrenable por la transparencia–, le doy las gracias, señor presidente. Su nueva arremetida contra uno de los pilares de la democracia –la separación de poderes– y el ejercicio autoritario del poder nos vino a confirmar lo frágil de nuestro sistema. También le ha de estar sumamente agradecido el Consorcio por la Transparencia y Lucha contra la Corrupción (FUNDE, DTJ, FUSADES, CEJ y TECHO) porque con su amenaza anticipada le dio más méritos a la celebración de la cuarta edición de la Semana de la Transparencia. Es más, le ahorró tiempo que hubiera distraído a la audiencia, al mencionar casos que han hecho célebres a los dos gobiernos del FMLN, por su descarada opacidad.

Y además, qué oportuno. En esta ocasión la temática se centró en las exigencias ciudadanas en torno a las elecciones de segundo grado. Para ello, se contó con la valiosa experiencia de distinguidos disertantes provenientes de Estados Unidos, Europa y Sur América; el apoyo de seis países desarrollados y auténticamente democráticos y una prestigiosa fundación alemana. Las lecciones del evento no pueden ser más valiosas y enriquecedoras, sabiendo que en 2018 habrá elecciones indirectas en la CSJ, la FGR, CCR y otras instancias que son cruciales para consolidar la institucionalidad democrática, lo que significa descartar reductos del antisistema. Sobre la nueva legislatura recaerá esta enorme responsabilidad.

Por razones obvias, la agenda del evento se centró en la designación de los cinco magistrados de la CSJ, cuatro de ellos llamados a integrar la SC. Esto concitó el mayor interés de la audiencia, que dirigió toda su mirada hacia el CNJ y FEDAES, como entidades responsables de proponer candidatos –que sumen y no resten– a la AL. La relevancia de esa designación quedó de manifiesto cuando la licenciada Claudia Umaña Araujo, presidente de la DTJ, señaló lo siguiente: “Si la justicia se nos va de las manos, nuestras libertades estarán en riesgo”. Sin decirlo explícitamente, nos estaba sugiriendo que no hay que permitir el abandono de la ruta trazada por la actual Sala de lo Constitucional. Hoy tenemos la ventaja de que la ciudadanía ya despertó y esto, señor presidente, significa que no solo el partido puede ver.

Lee también

Comentarios