Lo más visto

Más de Opinión

Tenemos un reto por El Salvador, ¿te unes?

Ser joven es sinónimo de alegría, energía, tiempo, búsqueda de oportunidades, exploración sobre quiénes somos y la sintonía con el “¿qué quiero hacer con mi vida?, ¿hacia dónde voy?” Pero en muchas ocasiones te encuentras con barreras invisibles que no permiten que te desarrolles, que te coartan el cumplir tus metas, y aparece el miedo de salir a luchar por tus sueños, porque las dificultades que encuentras son reflejo de la influencia social negativa que no permite cumplir tus anhelos, o simplemente es un grado más de dificultad; es incluso el temor de salir de tu casa y no saber si regresarás, ese temor de no poder ir a un espacio público.
Enlace copiado
Por Melissa Menjívar Coautora de “El país que viene”

Por Melissa Menjívar Coautora de “El país que viene”

Enlace copiado

Cuando pensé que mi realidad era sumamente diferente por vivir en una comunidad etiquetada como de alto riesgo, que me llevó hasta el punto de tomarla como caos existencial (así pasamos muchos jóvenes), comencé a conocer otras realidades y visiones comunes (tal cual, como la tengo, mejorar el país por medio del trabajo colectivo que nace de la responsabilidad individual). Así conocí la voluntad colectiva que transforma vidas en diferentes asociaciones y lo convertí en una filosofía de vida.

Como “millennials” hemos creado tendencias, somos consumidores de las redes sociales y en muchas ocasiones reflejamos nuestra indignación sobre una sociedad convulsionada solamente en estas y queda en eso: palabras. Pero no, decidí llevar un desafío más grande y mi #ChallengeAccepted fue “Smart Lab” (Think outside the box).

Mi reto fue, por medio de mi ONG, poder transformar vidas de jóvenes que viven en zonas de alto riesgo social y que en muchas ocasiones no son aceptados en programas de preparación técnica, porque sus notas no son las más idóneas o porque tienen más energía que sus compañeros. Fue cuando decidí tomar a todos aquellos que quisieran desarrollar habilidades clave para sus vidas, además, empoderar a esta nueva generación.

El horizonte común se logrará si crees que tus sueños son la base para construir un mejor país y tienes claro que eres un ciudadano comprometido. Nosotros podemos hacer crecer a nuestro país; demostremos que el cambio se encuentra en la responsabilidad individual generando un esfuerzo colectivo, que soñemos, pero que impulsemos movimientos. Denotemos la fuerza de la juventud, pues nosotros somos la mayoría, nosotros podemos lograr el cambio que anhelaron nuestros padres, ellos ya hicieron su esfuerzo y su lucha y tú, ¿qué esperas?

El reto ya lo tenemos, porque el tiempo es ahora, nuestro mayor reto es que nosotros dejemos de ser apáticos con nuestra realidad y dejar de creer que por el simple hecho de que un problema no nos afecte pensemos que no existe, pero para ello te invito a que conozcas el país de manera macro y micro, de forma integral; de tal manera que te des cuenta de que en cada rincón que visites hay una forma para que te involucres y colabores. Pues el voluntariado nace del corazón, convierte realidades y devuelve la esperanza.

Espero verte construyendo comunidades y generando cambios positivos. Espero que aceptes nuestro reto y verás un nuevo horizonte común lleno de impacto generacional y de sueños hechos realidad, porque la generación “millennial” somos aquellos que queremos transformar este nuevo milenio y nos tememos que tomar los retos que nuestro país nos presenta.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines