Tenue luz al final del túnel

Todos los salvadoreños reconocemos que vivimos en un país con múltiples problemas, los cuales se han venido agudizando con el correr del tiempo, por no habituarnos a hacer las cosas en el momento en que deben hacerse.
Enlace copiado
Tenue luz al final del túnel

Tenue luz al final del túnel

Tenue luz al final del túnel

Tenue luz al final del túnel

Enlace copiado
En muchas ocasiones nuestros mandatarios y sus colaboradores, tanto de gobiernos recientes como del pasado, han dado muestras de ser amigos de las medidas cortoplacistas y de la improvisación, en vez de la planificación a largo plazo, actitudes negativas que han contribuido a que los problemas de diferente índole que hoy afrontamos, en lugar de disminuir, se vuelvan más complejos.

Pareciera que sentimos temor por el cambio, y encontramos más cómodo que las cosas caminen por inercia, manteniendo el statu quo, porque se considera que es mejor lo viejo conocido que lo nuevo por conocer. En ese sentido, siempre encontramos pretextos para oponernos a la realización de proyectos innovadores, solo porque no sirven a nuestros intereses, o porque no han sido creados y planificados por nosotros, aunque sean beneficiosos al bien común.

Así, hemos permitido que la problemática delincuencial cada día vaya agudizándose más, en lugar de aplicar medidas que verdaderamente vayan a la raíz del problema, aplicando solo paliativos que no lo resuelven como se debiera.

Pareciera que hay intereses de por medio que se benefician del caos que afrontamos los salvadoreños de a pie, ya que los poderosos siempre andan acompañados de la seguridad respectiva que evita que sean objetivo fácil de la delincuencia. Sin embargo, con la aprobación de las medidas excepcionales recientes por la Asamblea Legislativa para implementar transformaciones en los centros penales, para desarticular las órdenes de extorsión y de asesinatos que salen de esos centros de reclusión, es obvio que la delincuencia disminuirá paulatinamente.

Pero no debe olvidarse que toda acción genera una reacción, no estando tan distante el momento en que estos grupos delictivos realicen acciones en contra de instituciones públicas y funcionarios, con el propósito de ejercer presión para que sus peticiones sean oídas. Ya no es un secreto que estos grupos delictivos tienen el propósito de participar en la política del país, incluso exigiendo que se les permita formar un partido político que pudiera tener alguna incidencia en las decisiones del Gobierno.

Cada vez son más frecuentes los ataques de estos grupos armados en contra de la Policía Nacional Civil, que está causando bajas de ambos lados en los últimos días. Siempre se ha dicho que las medidas represivas que implementa el Gobierno deben ir acompañadas de medidas que propendan a mejorar las condiciones socioeconómicas de la población más vulnerable, para evitar que cada día más jóvenes se involucren en el accionar de los grupos delictivos. No solo debe pensarse en el exterminio de esos jóvenes que voluntariamente o no se han incorporado a estos grupos que tienen al país al borde de una sociedad fallida. Debe tratarse por diferentes medios de hacerlos reflexionar para tratar que cambien de mentalidad. Desde luego que las medidas represivas que implementa la PNC para tratar de desalojarlos de los territorios dominados por ellos son bien vistas por la sociedad honrada que no tiene otra opción que abandonar sus viviendas por el temor de ser asesinados.

El proyecto de la creación de cuerpos de defensa comunitaria para proteger a las personas y sus bienes, adscritos a la PNC, y propuesto por el partido GANA para ser aprobado en la Asamblea Legislativa, puede tener un efecto contraproducente al poder incrementarse más la delincuencia, por abusos que pudieran cometer estos grupos armados. Según piensan algunas personas, este tipo de proyectos tratan de disminuir la responsabilidad que tiene la PNC del resguardo de la seguridad social, involucrando a la sociedad en una guerra fratricida que puede llegar a tener consecuencias impredecibles.

Tags:

  • pnc
  • gana
  • defensa comunitaria
  • violencia

Lee también

Comentarios

Newsletter