Tiempo de lluvia

En nuestra zona geográfica el clima parece no querer exponerse a cambios drásticos, y por eso sólo tenemos dos épocas en el año: la seca y la lluviosa, con temperaturas de módica variación. Podríamos considerar entonces que estamos ubicados en el trópico benigno.
Enlace copiado
Tiempo de lluvia

Tiempo de lluvia

Tiempo de lluvia

Tiempo de lluvia

Tiempo de lluvia

Tiempo de lluvia

Enlace copiado
En abierto contraste con lo que ocurre al aire libre, la situación subterránea es periódicamente colérica, y por eso los sismos están siempre al acecho. Ahora mismo, lo que tenemos en la atmósfera es un despliegue de lluvias, que por momentos son tormentosas y a ratos se vuelven leves cortinas lloviznantes. No faltan las inundaciones y los destrozos, pero tampoco faltan los mensajes húmedos de las nubes encariñadas con el entorno ni las tiernas respuestas de las vegetaciones agradecidas. Esta mañana de domingo, para el caso, el despertar tuvo una frescura entrañable, que traía imágenes de los antiguos inviernos campesinos y reflejos del Sol tenue en las quebradas incansables. Y como es domingo, se oyen ecos de campanas que de seguro nunca serán visibles porque están sonando en las lejanías del subconsciente. Llueve, llueve, llueve, y parece que va a llover de aquí hasta el crepúsculo, porque arriba hay un pozo inagotable que se desborda para cumplir su destino. La tierra recibe la ofrenda del agua con un suspiro que es aire consagrado, y las ligeras luces del día se reparen en todas las direcciones. Son los cuatro elementos clásicos en cumplimiento de su misión cotidiana, que en una jornada como esta se mueven como Pedro por su casa. En las colinas próximas el viento agita las banderas de la estación que quiere cumplir su tarea con todas las de la ley zodiacal. Gracias, lluvia, por permitirnos compartir tu confianza.
 

Tags:

  • clima
  • geografia
  • lluvias
  • sequia
  • verano

Lee también

Comentarios

Newsletter