Loading...

Tiempo de transformaciones

Enlace copiado
Rafael Ernesto Góchez

Rafael Ernesto Góchez

Enlace copiado

Tres megaprocesos confirman que la tercera década del siglo XXI será un tiempo de transformaciones y de sucesos en la vida de los salvadoreños: 1) la cuarta revolución industrial (digitalización y automatización) cambiará a la humanidad, 2) las medidas antiinmigrantes llevarán al cierre de la válvula de escape que ha tenido El Salvador y acelerará el colapso del modelo exportador de mano de obra, y 3) el cambio climático afectará la seguridad alimentaria y aumentará la vulnerabilidad ambiental del país.

Este panorama debería ser motivo suficiente para que dirigentes políticos, empresariales y sociales realizaran acciones conjuntas para prepararse y adaptarse a las transformaciones arriba mencionadas. De no hacerlo, El Salvador correría el riesgo de entrar a un período de confusión, apuro e inestabilidad.

Establecer metas nacionales y realizar esfuerzos fiscales para alcanzarlas es una tarea que se viene postergando desde hace varios años. Lo cierto en este momento es el decaimiento de los partidos de oposición y lo infructuoso de la agenda interpartidaria elaborada con el auspicio de Naciones Unidas. Le corresponde, entonces, a la sociedad asumir un papel más decidido y constructivo. Es decir, la sociedad tendrá que luchar democráticamente para hacerse escuchar y lograr acuerdos básicos con el Estado.

La esperanza está en que los ciudadanos se conviertan en protagonistas y defiendan resueltamente sus derechos e intereses. ¿Cómo? Creando una red cívica y promoviendo el diálogo público-privado. La academia y la sociedad civil organizada podrían construir una plataforma virtual e implementar una estrategia comunicacional para los salvadoreños que viven dentro y fuera del país. Seguidamente se mencionan cinco acciones que crearían una relación ganar-ganar entre la sociedad y el Estado.

1. Fijar cinco prioridades nacionales e identificar sus respectivas políticas públicas. Luego relacionarlas con agendas internacionales (ODS, América Crece, Plan de Desarrollo México-C. A. y otros). Esto le ayudaría a la sociedad a interactuar con el GOES y la cooperación externa.

2. Fijar cinco prioridades nacionales e identificar sus respectivas políticas públicas. Luego relacionarlas con las instituciones públicas que intervienen en su aprobación e implementación. Esto le ayudaría a la sociedad a conversar con el GOES, la Asamblea Legislativa y el Ministerio Público.

3. Analizar los proyectos estratégicos del GOES y relacionarlos con iniciativas locales que estén en marcha en los catorce departamentos del país. Esto generaría sinergias y ampliaría las oportunidades a nivel local, lo cual contribuiría a reducir la migración interna hacia el AMSS.

4. Incidir públicamente para cimentar la nueva gobernanza (seguridad, desarrollo económico y bienestar social) en el desarrollo local. Esto ayudaría a enmarcar la prevención de la violencia en la política social, revisar el FODES, aplicar el impuesto predial y fusionar el ISDEM, FISDL, MIDEL y MIGOB.

5. Incidir públicamente para frenar la inercia burocrática y racionalizar el gasto público. Esto permitiría penalizar el nepotismo, aprobar la ley del servicio público, reducir el número de instituciones públicas y fortalecer las instituciones que ejercen control del ejercicio del poder público.

Conclusión: el Estado salvadoreño no debería seguir funcionando inercialmente. Los tres megaprocesos en marcha (cuarta revolución industrial, cambio climático y migración) condicionarán la vida de los cuscatlecos en la tercera década del siglo XXI. Es tiempo de transformaciones. Por ello y tomando en cuenta la crisis de los partidos políticos, las organizaciones cívicas deberían hacer alianzas, levantar la voz constructivamente y procurar acuerdos básicos con el Estado para sacar adelante al país.

Tags:

  • megaprocesos
  • transformaciones
  • sociedad
  • acciones

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines