Lo más visto

Tiempoficción

Enlace copiado
David Escobar Galindo / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

David Escobar Galindo / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Estamos recorriendo una época que presenta características que parecieran propias de un relato más fantasioso que real, prácticamente en todos los órdenes de la vida.

s como si estuviéramos inmersos en una historia que presenta múltiples elementos de ficción. De seguro en esto tienen incidencia directa los avances insospechados del hacer científico, que está llegando a límites fuera de toda previsión. Basta con hacer recuento de los cambios tecnológicos en el ámbito de la comunicación para tener evidencia de ello.

En estos días, para el caso, todo lo que ocurre en el mundo, de la índole que sea, está a disposición instantánea de cualquier ser humano, independientemente de su ubicación y de su condición, con sólo contar con los instrumentos adecuados, que están cada vez más al alcance de todos. Y aunque hay aún inmensas desigualdades en el área de los accesos disponibles, lo cierto es que, en comparación con otras épocas, las posibilidades de incorporarse al fenómeno evolutivo actual son más amplias y variadas que nunca antes.

Pero la misma naturaleza de las cosas exige que haya más creatividad y más imaginación en juego en todos los campos del accionar humano. Es por ello que los mecanismos y recursos que pudieron funcionar en la época anterior ya son ahora elementos obsoletos que no responden a las necesidades vigentes.

A lo que ocurre en estos días podemos aplicarle el término “tiempoficción”, con todo lo que eso puede significar. Los seres humanos del presente debemos asumirnos como tales, sin complejos ni evasivas. Tenemos que serle fieles a nuestro tiempo, para que el tiempo nos dé todo de sí.

Lee también

Comentarios