Lo más visto

Más de Opinión

Tiempos convulsos, ¿serán buena señal?

“Aunque siempre hay algo convulso en el ambiente, los ataques por militantes del FMLN a los magistrados de la Sala de lo Constitucional, el intento de involucrar en algo penal a Belarmino Jaime, intachable, defendido por otro intachable, Pino Cáceres, y la foto de 5 embajadores notables respaldando al fiscal, pueden ser señales evolutivas”.
Enlace copiado
Tiempos convulsos, ¿serán buena señal?

Tiempos convulsos, ¿serán buena señal?

Tiempos convulsos, ¿serán buena señal?

Tiempos convulsos, ¿serán buena señal?

Enlace copiado
En El Salvador difícilmente transcurre mucho tiempo sin que suceda nada estremecedor, tenso, que llame la atención, que sea una noticia importante o que afecta el futuro del país, que sea confrontación entre sectores importantes de la sociedad contra el Gobierno, contra los funcionarios públicos, contra los jueces, contra la Corte de Cuentas, asesinatos de pandilleros, extorsiones, éxodos masivos de su lugar de habitación provocados por las maras, enfrentamientos armados de policías y ejército contra mareros como noticia diaria y en la cual tiende a haber crítica hacia la policía que nos defiende con lo cual hay que ser muy cuidadoso, no estoy defendiendo que se irrespeten los derechos humanos pero vale una frase que tiene su origen en el inglés: “No puedes conservar el pastel y comértelo al mismo tiempo”, aunque no sea el remedio eficaz por sí mismo la represión es necesaria y está dando sino por el aislamiento efectivo de los líderes en los penales y por la captura de las cabezas civiles del crimen, los que lavan el dinero, la estructura criminal que produce el financiamiento. Un estupendo trabajo de la Fiscalía y de la Policía que llevó mucho tiempo y apoyo.

La fotografía de algunos embajadores con un fiscal en un país no debiera ser nada especial, sin embargo la reciente fotografía de los embajadores de Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, Colombia y España acompañando al fiscal en apoyo se convierte en un hecho muy relevante, porque muestra el apoyo de países amigos líderes en la cooperación internacional comprometidos con el combate a la violencia y a la corrupción, dado que el fiscal Douglas Meléndez ha actuado con valentía y voluntad contra personas que antes se considerarían intocables y por lo tanto sufre presiones y corre riesgos, sigue causa a dos expresidentes de la República, al ex fiscal general que lo antecedió y un multimillonario que se ha mantenido a través de los años mencionado o procesado por operaciones ilícitas (aquí sucedió algo realmente feo, mientras juzgaban al mencionado empresario aparecieron varios vehículos con personas fuertemente armadas que simplemente dijeron que iban a traerlo), una anomalía tremenda que debiera ser investigada hasta el final, ¿llegaron a secuestrar o rescatar por la fuerza al jefe o era simplemente una muestra de fuerza de otro tipo?

En algo que en otros países sería extremadamente delicado al grado de levantarse juicios y rodar cabezas, grupos de choque abiertamente identificados con el FMLN, el partido en el poder, han hostigado violentamente en diferentes lugares del país a magistrados de la Sala de lo Constitucional impidiendo su desplazamiento hacia sus lugares de destino, que es coartar la libertad de movimiento además de amenazar y secuestrar a las más altas autoridades en materia constitucional en el país. Si esto no tuviera conexión con las declaraciones explícitas de funcionarios de Gobierno o de líderes del FMLN contra esos 4 magistrados de la Sala de lo Constitucional, ni tampoco hubiera estado escrito en las conclusiones del Foro de Sao Paulo recientemente celebrado aquí, en el cual identifican a esos 4 magistrados como un obstáculo a remover en su búsqueda del poder total para consolidarse permanentemente en él, grave el caso. De dónde proviene el ataque es claro como el agua.

La semana pasada quisieron incriminar en un hecho delictivo al magistrado Belarmino Jaime, una persona proba por excelencia, correcta, de una fibra moral incuestionable y salió públicamente en su defensa contundentemente, alguien igualmente incuestionable, mi amigo Pino Cáceres, que fue encargado de Probidad de la CSJ, produjo su efecto.

Como vemos son tiempos convulsos, esto no debiera estar sucediendo en un país que desea superarse en la senda de crecimiento económico, desarrollo humano, la democracia y el Estado de derecho. Esperamos que esos tiempos convulsos sean buenas señales de que vamos saliendo.

Tags:

  • fiscal
  • belarmino jaime
  • ataques
  • embajadores
  • fmln

Lee también

Comentarios