Loading...

Todos los nunca se llegan

Enlace copiado
Roberto Montoya Argüello

Roberto Montoya Argüello

Enlace copiado

En 1963 nos graduábamos como bachilleres en el ICO de San Miguel y veíamos muy lejano al siglo XXI; lo mencionábamos como el año 2000. La verdad es que ya estamos iniciando la tercera década del mismo. Los "nunca" de aquellos años se transformaron en cosas cotidianas en el presente: viajes espaciales, la llegada a la Luna y Marte; autoridades civiles electas por la población y no por "urnas rellenas de tamales"; órganos del Estado independientes con una Corte Suprema de Justicia que sí funciona, jueces y juzgados que desarrollan sus funciones con relativa prontitud y transparencia; funcionarios juzgados por sustraer dineros del Estado; expresidente de la República, ex fiscal general y ex altos funcionarios recluidos en prisión y otros huyendo cobardemente de la Justicia.

Otro nunca: un intento de golpe de Estado "palaciego" escudándose en el poder de las armas y utilizando los elementos militares y policíacos de los que dispone el Órgano Ejecutivo. La excusa: que no se aprobaba un préstamo solicitado por el presidente para completar la tercera etapa de su Plan de Seguridad.

Lo primero que salta es la pregunta ¿cuál es el objetivo de enviar un crédito para aprobación (o no) a la Asamblea Legislativa? Se deduce que se propuso esa disposición en la ley para que se discuta, se investigue, se razone, se compruebe la certeza de que el monto requerido es necesario y está justificado para efectuar lo planeado por el Ejecutivo. La AL es deliberante, no obediente. En ningún punto se dice que toda solicitud de préstamos deba ser aprobada obligatoriamente. No es un simple trámite. Contrario sensu, como gustan decir los juristas, indica que el legislador constituyente sabiamente puso un tamiz a las solicitudes económicas de la Presidencia de la República con el fin de limitar lo que no fuese en función de la nación. ¡Y aquí saltó la liebre!

Como lo dijo en la campaña en un discurso en la UES, el jefe del Órgano Ejecutivo, con un despliegue de fuerzas militares en traje y con armamento de combate más un buen número de policías nacionales también armados con fusiles, invadió la sede de la Asamblea Legislativa, en día feriado normal (domingo), para amedrentar al cuerpo de legisladores convocados de manera irregular por el Consejo de Ministros para una sesión plenaria en ese día; como quien dice, a reunirse por orden del Ejecutivo para obedecer también otra orden expresa: que le aprueben sin más dilación un préstamo millonario (109 millones de dólares) que deberemos pagar todos los ciudadanos, sin que estuviese discutido y aclarado en qué se invertirían esos fondos que ahora se cuestionan más por salir a la luz que había intereses oscuros con empresa o empresas donde el amiguismo, colusión y peculado se asoman como fantasmas del pasado, "como lo mismo de siempre". El pueblo observa, analiza, memoriza y recrimina lo incorrecto cobrándolo en las urnas. Ya no más "pobrecito El Salvador".

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines