Lo más visto

Tormenta ideológica

Los cambios demográficos, adelantos tecnológicos y movimientos ciudadanos han puesto en aprietos a numerosos dirigentes y partidos políticos a nivel mundial y regional. El Salvador no es la excepción. Todo lo contrario, los retos nacionales superan la visión y capacidad de respuesta de los gobernantes.
Enlace copiado
Tormenta ideológica

Tormenta ideológica

Tormenta ideológica

Tormenta ideológica

Enlace copiado
Por otra parte y a pesar de los avances en los medios de comunicación y redes sociales, se está configurando una corriente internacional que combina el populismo, proteccionismo y nacionalismo. Lo singular de esta afanosa tendencia es que aparece en el momento en que el fenómeno migratorio alcanza una dimensión planetaria y las izquierdas latinoamericanas pierden terreno. La sumatoria de estos factores contribuye a la formación de una tormenta ideológica en las Américas: el triunfo de Trump y el control republicano del Congreso de EUA; la pugna entre el gobierno chavista y la oposición en Venezuela; la lucha contra el crimen organizado en México y el Triángulo Norte centroamericano; y la conversión cubana a partir del diálogo con EUA y del inicio del fin del castrismo.

Este contexto hemisférico y la revelación de una amplia corrupción en El Salvador (de todos los signos) aumentan la crisis de credibilidad por la que atraviesan los partidos políticos. Estas condiciones crean una atmósfera de desconfianza y hacen suponer que aumentará la polarización (en lugar de disminuir) con el objeto de mantener o ganar más poder público. Por ello, la hipótesis es que la anunciada tormenta ideológica también afectará al territorio nacional.

Al aumentar “la lluvia de promesas electorales” el ambiente rebalsará de dimes y diretes. Por tal razón, la ciudadanía debería tomar conciencia de que el ajuste fiscal –que pronto se aplicará– limitará el margen de maniobra de los actuales y futuros gobernantes. En este sentido, numerosos compatriotas se hacen dos preguntas: (1) ¿Está en riesgo el sistema democrático de libertades? (2) ¿Qué oportunidades para progresar hay en El Salvador? Ante estas interrogantes, el círculo académico –junto con sociedad civil y medios de comunicación– deberían proponer y apoyar medidas como las siguientes.

Medida 1. Fortalecer la resiliencia personal, familiar y comunitaria para salir adelante en medio de situaciones adversas. Este punto es clave para que los salvadoreños se sobrepongan a las dificultades y progresen por sus propios medios. Asimismo, el empoderamiento ciudadano es esencial para superar el asistencialismo y clientelismo partidario en el aparato estatal.

Medida 2. Facilitar el acceso a análisis e información objetiva sobre la realidad nacional a jóvenes, mujeres y adultos mayores en los catorce departamentos. Esto es fundamental para desarrollar actitudes democráticas que impidan el surgimiento de caudillos, dictadores o demagogos en momentos de angustia y desesperanza.

Medida 3. Potenciar la voz ciudadana para (a) neutralizar el populismo en las próximas elecciones, (b) apoyar el trabajo institucional de la CSJ/Sala de lo Constitucional, FGR, CCR e IAIP, y (c) analizar técnicamente la viabilidad de las propuestas de los partidos y sus candidatos en las elecciones de 2018 y 2019.

Conclusión: el ambiente electoral 2017-2019 podría desviar la opinión pública hacia temas importantes (pero no prioritarios). Consiguientemente, los ciudadanos y sus organizaciones deberían protegerse de la tormenta ideológica que se avecina y levantar su voz constructivamente en asuntos estratégicos v. g. la inconveniencia del centralismo y la conveniencia de rescatar la escuela pública.

Tags:

  • politicos
  • ideologia
  • populismo
  • donald trump

Lee también

Comentarios