Lo más visto

Más de Opinión

Transformaciones para crecer

Que se mejoren los programas de educación, salud y seguridad. Se necesita orden, responsabilidad y disciplina fiscal.

Enlace copiado
Óscar Manuel Batres B.

Óscar Manuel Batres B.

Enlace copiado

La economía nacional tiene años de estar postrada con bajos niveles de crecimiento; son las tasas de crecimiento más bajas de los países centroamericanos, con excepción de Nicaragua. Además, tenemos uno de los niveles de endeudamiento más altos de América Latina.
Son diversas las causas que explican la situación anterior. Muchos análisis se han realizado y no logramos corregir rumbo, ni corregir errores. Una de las más importantes es que el país viene debilitando sus estructuras productivas por decisiones erráticas que se tomaron en el pasado, y que vivimos permanentemente con un clima de inestabilidad e irresponsabilidad política que no produce confianza y seguridad.
Una de las más desdichadas fue haber realizado en 1980 una reforma agraria que tenía el propósito de aliviar el creciente malestar social que llegó a desembocar en el conflicto armado. Se expropió el 15 % de las tierras del país, y el sector agropecuario pasó de representar casi el 30 % del PIB en 1970 al 10 % en 2000, y en 2019 el 5.6 %. De un sector que producía riqueza, pasamos a uno que produjo pobreza. De generar trabajo, generó emigración. De la eficiencia, pasamos a la subsistencia.

La producción de café fue históricamente el rubro que generaba más riqueza y dinámica en la economía. El promedio de producción en la década de los ochenta fue de 3.3 millones de quintales; en la década 2010/19 fueron 1.1 millones. En la temporada 2020/21 se esperan 300 mil quintales. Muy diferente es la situación de la caficultura en Honduras y Guatemala. En Honduras la producción pasó de menos de 1 millón de quintales en los setenta a 9 millones actualmente. Guatemala ha mantenido sus producciones en 4 millones de quintales anuales. La diferencia con relación a esos países es que con la reforma agraria y la inestabilidad política que hemos tenido durante casi 50 años se redujo la productividad de las fincas, se elevaron los costos de producción, hubo periodos de precios bajos que ocasionaron pérdidas y dificultades financieras a los productores. Entramos en un círculo vicioso originado en la pérdida de confianza que ocasiona la inestabilidad política.
La dramática caída del sector agropecuario provocó que empezara a aumentar la emigración, principalmente hacia los Estados Unidos, y que el flujo de remesas familiares ahora represente el 20 % del PIB. De una economía basada en la producción, pasamos a ser una economía basada en el consumo y los servicios. De explotaciones agropecuarias, pasamos a tener centros comerciales, restaurantes y cadenas de comida rápida, y el aumento del comercio en general; los grandes emprendimientos de otras épocas, que generaban oportunidades de empleo y desarrollo a largo plazo, se sustituyeron por desarrollos urbanísticos de todo tipo, aumento de la construcción de viviendas y de apartamentos para uso residencial y de oficinas.

Volver a desarrollar y fortalecer las estructuras productivas requiere confianza y seguridad para estimular nuevas inversiones, y que el país mejore sus indicadores de competitividad y productividad. Para lograrlo se necesita que el Gobierno realice o estimule inversiones en infraestructura, y que se mejoren los programas de educación, salud y seguridad. Para hacerlo se necesita orden, responsabilidad y disciplina fiscal.

Más que estimular la recuperación económica que es urgente y necesaria, necesitamos una transformación en la visión, la organización y funcionamiento de todas las estructuras productivas, institucionales, sociales, y políticas. Solo así vamos a lograr mejores las tasas de crecimiento que el país necesita para atender las demandas sociales y cumplir con los compromisos que se han venido acumulando. Como lo hemos mencionado en otras ocasiones, lograrlo requiere un liderazgo diferente.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines