Lo más visto

Más de Opinión

Transparencia en el sector construcción

Enlace copiado
Transparencia en el sector construcción

Transparencia en el sector construcción

Transparencia en el sector construcción

Transparencia en el sector construcción

Enlace copiado
Recientemente me invitaron de la Vicerrectoría de Investigación y Proyección Social de la Universidad Tecnológica, como docente investigador de esa casa de estudios, a participar en una serie de eventos formativos sobre transparencia y anticorrupción relacionadas con la construcción de obras públicas, habiéndose iniciado en agosto, estando auspiciados por la organización Construction Sector Transparency Initiative, con sede en el Reino Unido.

Hay muchas cosas interesantes que destacar sobre este esfuerzo; siendo una de ellas que convoca a la academia, Gobierno, sociedad civil e industria de la construcción.

La idea consiste en desarrollar una serie de actividades sobre rendición de cuentas relativas a políticas públicas –en infraestructura básicamente–, habiéndose iniciado con seminarios de sensibilización sobre ética, responsabilidad social empresarial y contraloría ciudadana sobre la gestión financiera de obras públicas.

Otro aspecto que merece la pena mencionar aquí es que el Grupo Multisectorial CoST, El Salvador –que coordina estas actividades– está conformado por diversas organizaciones de la sociedad civil e instituciones gubernamentales y que, además, es un esfuerzo que obedece a una invitación del Ministerio de Obras Públicas a Construction Sector Transparency Initiative.

Cabe agregar aquí que muchas personas sospechan que la ejecución de obras públicas ha servido, en diferentes momentos, ámbitos de gobierno y latitudes, como una fuente para la desviación de fondos hacia los encargados de su gestión y que, a veces, ha propiciado la creación de verdaderas redes de corrupción a través de las cuales se dilapidan los recursos del erario público.

No está de más señalar que, en Europa, el negocio de bienes raíces está identificado como susceptible al blanqueo de capitales.

En nuestro medio tenemos ejemplos de contractos trucados y adjudicaciones fraudulentas que terminan con sobrecostos perjudiciales para el contribuyente –mediante órdenes de cambio injustificadas–, abandono de obras o demandas contra el Estado, inclusive.

Debido a la naturaleza de los fondos invertidos en estas actividades, la corrupción resulta más cuestionable que una simple estafa a un empresario cuando le entregan obras mal ejecutadas, ya que los fondos públicos rivalizan con la asignación de recursos para otras necesidades colectivas en materia de salud, educación o seguridad pública. Por ello, la contraloría social y la transparencia son complementos, indispensables, de la ética, en el sector de la construcción.

En las universidades enseñan ética –tanto a nivel de pregrado como de posgrado–, pero eso no debería ser un óbice para disponer de marcos jurídicos apropiados que sancionen, debida y oportunamente, a los funcionarios que se enriquecen a costa de las necesidades de la población; pero no solo a ellos, sino también a los empresarios que recurren a la coima para hacer negocios con el Gobierno.

La ética debe permear los hábitos de los pueblos y cuando se tuercen, su restablecimiento resulta difícil de lograr porque, en ocasiones, ha calado tan hondo, que la sociedad la percibe como algo natural y por ende, como aceptable; para cambiarlos se necesita, por lo tanto, de constancia y presión ciudadana.

Hay que decir, finalmente, que uno de los problemas señalados por el Banco Mundial en materia de Doing Business es precisamente la corrupción observada en países donde la agilización de trámites o la realización de negocios dependen del pago de “diezmos” a los encargados de la administración pública; así se le conoce a esta práctica y a diferencia de las ofrendas voluntarias de los creyentes, en los templos, esta es de carácter obligatorio y no sirve para expiar pecados o como medio para obrar milagros.

Esperemos que dicho esfuerzo sea exitoso y que la gestión pública vuelva a ser una actividad meritoria al servicio de la gente.

Tags:

  • transparencia
  • anticorrupcion
  • obras publicas
  • ciudadania
  • fondos publicos

Lee también

Comentarios