Loading...

Opinión | Tres policías honestos y los abusos del Poder

Hoy, estos sinvergüenzas, a sus víctimas por omisión les llaman héroes, aunque les hayan dejado solos en el pasado, como también lo hicieron con los médicos y enfermeros durante la pandemia, o lo hacen diariamente con los periodistas y comunicadores y políticos de oposición que cumplen con su deber.

Enlace copiado
Opinión | Tres policías honestos y los abusos del Poder

Opinión | Tres policías honestos y los abusos del Poder

Enlace copiado
Audio

Tres policías honestos y los abusos del Poder

El Salvador se ha convertido en un antro de manipulación mediática, en donde los que controlan los dineros públicos lo hacen sin límites y sin rendir cuenta alguna, por lo que los abusos son lo frecuente, llegando al cinismo, como decíamos el otro día, de maldecir a los demás por haber pactado con las pandillas, en tanto se estaba negociando con ellas. Pero la macabra manipulación no tiene límite entre estos traidores a la patria, y constantemente llegan a los medios de comunicación que se han decantado como serviles al régimen, a propagar falsedades en donde acusan a los patriotas, adversarios de la tiranía, de ser los responsables del pacto que ellos siguen ejecutando.

Ni una palabra han pronunciado estos granujas, para explicar por qué se niegan a extraditar a los cabecillas de estos grupos de asesinos; ni por qué Marroquín sacó hasta Guatemala a uno de estos facinerosos o por qué otros tantos representantes del partido en el poder actúan con descaro librando a quienes se les apetece o encarcelando a los inocentes. La cantaleta que la oposición y las ONG independientes son defensoras de la estructura criminal es claramente falsa y solo pretende engañar una vez más a los menos pensantes, mientras venden la fábula de estar luchando contra los pandilleros.

Ojo, que aun los más cultos podrían decir que algo bueno hacen al enfrentarse a estos criminales; y yo sería el primero en reconocerlo si fuera verdad. Pero todo parece indicar que se trata de un mero show, en donde dicen que tienen detenidos a unos 40,000 pandilleros, pero, oh curiosidades, a diferencia de las veces anteriores, cuando otros gobiernos intentaron lo mismo, hoy las pandillas no reaccionaron brutalmente, ni desataron una lucha encarnizada contra los representantes del Estado, ni redactaron comunicados amenazantes o aumentaron los homicidios en la población indefensa. No, hoy han tenido una reacción totalmente diferente; pero lo más raro es que ni un solo genuino cabecilla ha sido atrapado. Por el contrario, varios han "desaparecido", y hay quien haya dicho haberlos visto felices en Guatemala u Honduras.

Dejamos claro nuestro repudio por las acciones de las pandillas, y por eso, enfatizamos que hemos sido y seguimos siendo activos críticos de componendas o pactos oscuros con estos asesinos. Así, nos parece sorprendente el comportamiento hasta hoy pasivo de estos mafiosos (cosa que, me temo, y sobre todo para disimular, podría cambiar de un momento a otro, como ya pasó aquel sábado de los ochenta y tantos asesinatos); pero sobre todo resulta extrañísimo que ningún verdadero líder haya caído en manos de la ley, entre esos cuarenta mil; y peor aún, el estruendoso silencio del régimen, respecto a la extradición de los cabecillas. Habiendo quien haya supuesto, que mucho deben saber estos, sobre alguien poderoso, como para que se les proteja con tal descaro.

Y en medio del cinismo que describimos, tres buenos policías fueron cobardemente asesinados. No se trataba de miembros cualquiera de la corporación policial; ¡No! Se trataba de gente recta, que no compartían la visión represiva de los dirigentes del gobierno; y que recientemente habían cursado, por lo menos uno de ellos, el inspector Carlos Mauricio Velásquez, un diplomado sobre gestión de los Derechos Humanos, y que mantenían distancia contra los abusos de autoridad del régimen opresor.

De dónde entonces, hoy sale rasgándose las vestiduras el cuestionado director de la Policía o el dictador bukele, quien por otro lado ha amenazado con no dar alimento a los presos, con la construcción de campos de concentración y la represión brutal e ilegal de cuanta persona se oponga a sus designios, insultando a cualquiera que no le alabe, advirtiendo tácitamente que mantendrá el régimen del terror, alias "estado de excepción" hasta que se le pegue la gana.

Hoy, estos sinvergüenzas, a sus víctimas por omisión les llaman héroes, aunque les hayan dejado solos en el pasado, como también lo hicieron con los médicos y enfermeros durante la pandemia, o lo hacen diariamente con los periodistas y comunicadores y políticos de oposición que cumplen con su deber, y que por tanto se han vuelto enemigos de estos hipócritas.

Hay tantos héroes en esta tierra, y son todos aquellos que hacen lo correcto y que denuncian lo indebido. A ellos, a todos los salvadoreños de bien, a los policías honestos y al pueblo honrado que sufre la locura del emperador, les recuerdo que Dios es nuestro copiloto, y que, contra Él, ningún mal triunfará.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • policías
  • héroes
  • manipulación
  • pandillas
  • oposición

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines