Tres temas que merecen urgente atención

Un estudio de Silvia Nolasco para el Observatorio de Conflictos Mineros en América Latina señala
Enlace copiado
Tres temas que merecen urgente atención

Tres temas que merecen urgente atención

Tres temas que merecen urgente atención

Tres temas que merecen urgente atención

Enlace copiado
Un estudio de Silvia Nolasco para el Observatorio de Conflictos Mineros en América Latina señala: “En Centroamérica, proyectos mineros que generan contaminación de suelos, aire y agua afectan de manera directa o indirecta a toda la región; tarde o temprano la contaminación llega a zonas y países a los cuales no se les tomó en cuenta a la hora de tomar la decisión de permitir la actividad minera o cualquier otra actividad contaminante en una zona determinada”.

“El problema se ve agravado –dice Nolasco– cuando los proyectos de explotación se encuentran en zonas fronterizas... como es el caso de la mina Cerro Blanco en Guatemala (ubicada en zona fronteriza con El Salvador), ya que entre más cercanas de las fronteras se encuentren los proyectos, los efectos de decisiones unilaterales afectan de manera más rápida y directa a regiones que no se encuentran contempladas dentro de los estudios ambientales que se realizan para obtener los permisos de ejecución del proyecto”. Hasta aquí la cita.

De la mina Cerro Blanco, ubicada en Chiquimula, se afirmó que vertía sus desechos tóxicos, incluido cianuro, en el lago de Güija, una de las fuentes que provee de agua al río Lempa, bendición que mitiga nuestra sed y es fuente de riego para cultivos agrícolas. Si así fuera, se derivarían serios daños para la salud y la vida de los habitantes de El Salvador. Esta posibilidad se hizo pública durante la administración de don Mauricio Funes, pero por obra del secretismo institucionalizado aquí, nunca supimos al detalle qué gestiones y qué logros obtuvieron nuestras autoridades para corregir semejante amenaza. Queremos creer que se obtuvo las seguridades de que los desechos letales de la mina no se viertan en aguas de valor primario para la subsistencia de El Salvador y sus habitantes. Posiblemente Relaciones Exteriores, el Ministerio de Salud u otra institución pública ya habrán intervenido y podrán darnos las buenas noticias que hasta hoy ignoramos. Ojalá.

Otra situación sumamente delicada es la ocupación de nuestra isla Conejo por el ejército hondureño, problema al cual aparentemente el gobierno no le ha dado seguimiento en defensa de nuestra soberanía y dentro de las normas del derecho internacional. ¿O es que se ha escogido aceptar las posiciones de los hondureños, a quienes les interesa ganar tiempo para intentar la “posesión por el uso” del islote que retienen por la fuerza?

Los problemas de nuestro país son tan serios que demandan valor, mucho patriotismo y creatividad para ser solucionados.

Ahora que se aproximan unas elecciones de vital importancia para la viabilidad de El Salvador como país, es oportuno sugerir a los dirigentes políticos cordura y serenidad para no lanzar a la violencia y al enfrentamiento a los salvadoreños. La FGR deberá vigilar y sancionar el uso anárquico de turbas alentadas por funcionarios o líderes irresponsables. También es oportuno y necesario sugerir:

* No violar la Constitución con campañas adelantadas que más que servir a los interesados afectan la tranquilidad de la ciudadanía, deterioran la productividad del país y consecuentemente menguan los ingresos de las familias.

* Moderar el lenguaje y hacer las reformas electorales y los esfuerzos que garanticen resultados transparentes, rápidos y satisfactorios. Esto incluye que las encuestas sean debidamente reguladas y vigiladas para que no se presten al engaño de los electores y no influyan maliciosamente en sus decisiones.

* Hacer obligatorio que partidos y candidatos publiquen los currículos de estos y sus propuestas en temas concretos, para consolidar el Estado de derecho, ampliar y mejorar la educación, multiplicar las fuentes de trabajo, sacar al país del hoyo fiscal y de la inseguridad, y en fin, erradicar el cáncer de la corrupción que devora los bienes presentes y el futuro de los salvadoreños.

Tenemos derecho a soñar y pedir.
 

Tags:

  • mineria
  • Centroamerica
  • isla Conejo
  • cianuro
  • lago de Guija

Lee también

Comentarios

Newsletter