Turismo peligroso

Enlace copiado
Enlace copiado
Como visitante frecuente de los sitios turísticos de El Salvador y al mismo tiempo observador de situaciones que pueden ser mejoradas en estos lugares en beneficio y seguridad de los visitantes, pude observar a principios de año en la Puerta del Diablo una roca muy alta que está frente a un profundo precipicio, sobre la que la gente jugueteaba de manera, a mi juicio, imprudente.

Comenté con un taxista que estaba a la par mía que si él no pensaba que en cualquier ocasión podría haber un accidente fatal, dado que la piedra es irregular en su piso y cualquiera podría tropezar y caer al fondo del barranco. Me contestó que él pensaba lo mismo. Ocurre que el mes pasado una persona se tropezó y cayó en el precipicio, como comprobando la observación que me había planteado. Es fatal pensar que un paseo pueda convertirse en un hecho mortal que enlute a muchas familias.

Al respecto aseguraría que no fue la imprudencia la causa de la muerte del turista, sino la falta de previsión de las autoridades de Turismo al no colocar una valla protectora en esa roca y las otras que están más arriba, de la que se hubiese tomado el fallecido.

Decir que no basta ponerle atención a la llegada de cruceros, a la inauguración de hoteles o campos de golf, sino también a la protección y facilidades al turismo interno que también aporta fondos a quienes tienen negocios en esos lugares.

He visto que también existen lugares turísticos sin infraestructura para que se movilicen los discapacitados. No quiero causar problemas a ninguna autoridad, sino ayudar en la prevención de accidentes.

[email protected]

Tags:

  • turismo
  • imprudencia
  • Puerta del Diablo
  • prevision
  • autoridades

Lee también

Comentarios

Newsletter