Lo más visto

Más de Opinión

Un éxito para la conservación: los osos polares no se están extinguiendo

No son cada vez menos. Desde que la sociedad comenzó a contarlos en la década de 1960, nunca habían sido tan abundantes.

Enlace copiado
Bjørn Lomborg - Director del Centro de Consenso de Copenhague

Bjørn Lomborg - Director del Centro de Consenso de Copenhague

Enlace copiado

Un nuevo estudio advierte que los osos polares podrían estar casi extintos a finales de siglo, si no promulgamos políticas climáticas estrictas. Sin embargo, se basa en un escenario climático altamente improbable, en el que el uso mundial del carbón, prácticamente estancado, se multiplicará repentinamente por seis a lo largo del siglo.

El investigador principal llama a los osos polares “el niño del afiche del cambio climático” y el estudio ayuda a revivir un drama climático que, sorprendentemente, se había vuelto menos mediático durante la última década. A principios de la década de 2000, muchos analistas que opinaban sobre el clima predijeron que los osos polares se extinguirían pronto. Afirmaron que los modelos probablemente subestimaban la reducción del hielo marino en el Ártico, y nos dijeron que “cuando el hielo desaparezca, los osos polares desaparecerán”. Esperaban que los osos polares se extinguiesen para 2030, y que posiblemente ya lo estuviesen al día de hoy.

Esas historias sobre la disminución y posible desaparición de los osos polares han sido muy eficaces para galvanizar la atención, el compromiso y la acción sobre el cambio climático. El oso polar ha sido utilizado por organizaciones ambientales para recaudar fondos y en todo el mundo se han emitido sellos con simpáticos osos polares para aumentar la conciencia sobre el clima. Sin embargo, las cifras sobre los osos polares cuentan una historia muy diferente.

Cuando el Grupo Internacional de Especialistas en Oso Polar comenzó a estudiar la población de osos polares en la década de 1960, identificó claramente que la mayor amenaza para ellos era la caza indiscriminada. No es sorprendente que hubiera mucha incertidumbre sobre el número absoluto de osos polares, que se estimaba entre 5,000 y 19,000. Utilicemos el término medio de 12,000 osos polares en la década de 1960.

Desde entonces, la caza se reguló en todas partes y en 1981 el grupo estimó que el punto medio del número de osos polares había aumentado a casi 23,000. Hoy en día, el número global de osos polares se sitúa entre 22,000 y 31,000, o un término medio de 26,500.

La realidad es que los osos polares no se están extinguiendo. No son cada vez menos. Desde que la sociedad comenzó a contarlos en la década de 1960, los osos polares nunca habían sido tan abundantes.

Esta es una tremenda historia de éxito para la conservación. Hemos visto cómo los osos polares han más que doblado su número desde la década de 1960. Sin embargo, esta no es la historia que hemos escuchado. Durante décadas se nos ha dicho que los osos polares están disminuyendo y posiblemente se extingan en 2020. Como las drásticas afirmaciones se han vuelto cada vez más insostenibles frente a los hechos, los activistas simplemente han mencionado cada vez menos a los osos polares.

Seamos claros: el cambio climático es real, y debemos abordarlo. Pero tenemos que ser inteligentes en cuanto a las acciones climáticas. La mayoría de nuestras costosas políticas climáticas no tendrán prácticamente ningún impacto. Se espera que las actuales promesas climáticas del acuerdo de París reduzcan las temperaturas en menos de 0.2 °C para finales de siglo, según los modelos climáticos de la ONU, y hay informes que proyectan que ni siquiera estamos en disposición de cumplir las promesas de París.

En cambio, la investigación económica muestra claramente que las políticas climáticas más eficaces deberían aumentar drásticamente la innovación ecológica. Hoy en día, es increíblemente caro cambiar por completo a la energía verde con la tecnología actual. Pero si innovamos el precio de la energía verde por debajo del precio de los combustibles fósiles, con el tiempo veremos a todos —China, India, África y América Latina, junto con los países ricos— cambiar.

 ¿Y cuál es la mejor manera de ayudar a los osos polares? Rara vez se oye hablar de ello, pero los cazadores matan cada año a 900 osos polares. Si queremos más osos polares, talvez deberíamos dejar de cazar tantos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines