Un inicio esperanzador

Iniciamos 2015 con una intensa pero positiva activada política.
Enlace copiado
Un inicio esperanzador

Un inicio esperanzador

Un inicio esperanzador

Un inicio esperanzador

Enlace copiado
El primer día de enero se dio inicio oficial a la campaña para diputados. El 16 de enero del presente año asistió el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, a la celebración de los 23 años de la firma de los Acuerdos de Paz. Y en este primer mes del año, fue presentado el Plan Quinquenal de Desarrollo –PQD– por parte del presidente Salvador Sánchez Cerén. Pero también en este mismo mes de enero hemos conocido las propuestas del CNSCC, para enfrentar el flagelo de la violencia. Y hemos tenido la primera visita del equipo asesor de Rudolph Giuliani.

Quienes han desentonado han sido los diputados, al momento de discutir la iniciativa de ley para darles más autoridad y protección a los agentes de la PNC, ante un ataque armado de la delincuencia. En lugar de enriquecer el contenido y aprobar esa y otras iniciativas de ley, como darles un trato más severo a los menores asesinos, se dedicaron a discutir quién tenía la paternidad de la autoría de la ley. Se perdieron (ojalá que temporalmente) en el laberinto del mezquino interés partidario; olvidándose de la urgencia de proteger legalmente a los agentes, para que estos a su vez protejan de manera más eficiente a la población. Por cierto que el tiempo se le acorta al gobierno del FMLN para hacer efectivas las recomendaciones del Consejo Nacional de Seguridad y del equipo de Giuliani, para combatir a las maras y la delincuencia.

Para muchos, estamos viviendo una especie de guerra social de las maras o pandillas contra la población trabajadora. Y para afirmar que estas son el principal problema delincuencial, basta con que citemos un dato. Alrededor del 90 % de los homicidios está ligado a las maras. Y que recordemos un hecho importante, que grafica la afirmación arriba apuntada. En 2012, durante la criticada tregua entre pandillas, los homicidios se redujeron abruptamente, de 14 a 5 diarios.

En el Plan Quinquenal de Desarrollo el gobierno se propone alcanzar empleo productivo, educación con inclusión social y seguridad ciudadana. El PQD ha sido denominado “El Salvador productivo, educado y seguro”; pero por orden de prioridad, quizá debió llamarse “El Salvador seguro, productivo y educado”.

En su plan de seguridad, el gobierno plantea que se necesitan alrededor de dos mil millones de dólares en cinco años para la implementación de las medidas contra la delincuencia.

Es preocupante que se necesite una cantidad tan alta para disminuir la victimización un 10 % únicamente, como se plantea en el plan. Y en cuanto al otro aspecto fundamental en la vida nacional, el económico, la meta es el crecimiento del 3 % anual. En este aspecto, si bien es cierto que la meta también parece muy modesta, no debemos olvidar que apenas hemos estado creciendo alrededor de uno y medio por ciento. La meta sería crecer el doble.

Lo más importante y alentador de estos hechos de enero es que se está tratando de construir un plan común, con la participación del gobierno, los partidos políticos, empresarios, iglesias, universidades y demás sectores sociales, y con el apoyo de los organismos internacionales. Un inicio muy esperanzador.

Tags:

  • sanchez ceren
  • onu
  • seguridad
  • violencia
  • giuliani

Lee también

Comentarios

Newsletter