Lo más visto

Un simulacro de consulta

Uno de los tantos cuestionamientos que se han hecho, con justa razón, a la reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (Ley SAP), que ha promovido el Ministerio de Hacienda y que ha conocido la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa, es lo inconsulta de las mismas y la ausencia de una discusión transparente, responsable y técnica, sobre un tema de tanta importancia para el país. Es inconcebible que no se hayan conocido los estudios actuariales que le dan sustento.
Enlace copiado
Un simulacro de consulta

Un simulacro de consulta

Un simulacro de consulta

Un simulacro de consulta

Enlace copiado
Lo que ha habido es un simulacro de consulta. Según la Real Academia Española, un simulacro es una “ficción, imitación o falsificación”. Esta palabra describe perfectamente el “Foro de Debate sobre proyecto de reformas a la Ley SAP presentado por el Gobierno”, que realizó dicha Comisión el lunes 25 de abril, el cual fue realizado únicamente para imitar y simular una consulta, para luego tratar de legitimar lo insubsanable, en caso de aprobarse la inconstitucional propuesta de reforma al sistema de pensiones.

Mucho se habla de diálogo abierto, sincero y constructivo, pero en la práctica se vuelve difícil de concretar y no pasa de ser un ideal. Por ejemplo, actividades como el referido foro son utilizadas en muchas ocasiones para justificar que existió un debate amplio, pero en realidad son un simple trámite para dar una apariencia ficticia de que se escucha a los sectores, pues están claros de que la ley se aprobará como han pretendido desde el principio; podrán quitar normas que les son irrelevantes, pero el objetivo principal no. Para el caso, lo principal de las reformas a la Ley SAP es la confiscación total o parcial de las cuentas individuales de los trabajadores afiliados al sistema de pensiones, para que formen parte del fondo común que será manejado por el Estado, en un esquema que es financieramente insostenible.

En el foro, el Órgano Ejecutivo expresó sus argumentaciones y justificaciones para llevar a cabo la reforma, pero lo medular de la reforma no fue desarrollado como se esperaba. Si bien algunos de los participantes presentaron posturas técnicas, otros usaron el espacio para dar a conocer sus puntos de vista ideológicos. Cabe destacar que los dos destacados abogados constitucionalistas que participaron en el foro enfatizaron con rigor jurídico que la reforma de pensiones es inconstitucional, por violar el derecho de propiedad privada de los trabajadores cotizantes, siendo una confiscación prohibida por la Constitución, y además por violar el derecho a la pensión como manifestación del derecho a la seguridad social.

El foro, lejos de ser un verdadero espacio de diálogo, se convirtió en un simulacro de consulta para tratar de legitimar la propuesta de reforma de pensiones. Prueba de esto es que en el proyecto de dictamen que ha circulado se cita a las instituciones que participaron en las convocatorias que hizo la Comisión de Hacienda hace algunas semanas, se menciona al foro, y se señala que después de todo lo realizado, se llega a la conclusión de que debe crearse un sistema mixto. Nada más alejado de la realidad, lo que la mayoría de sectores serios conocedores de la materia concluyeron fue que la reforma era insostenible e inconstitucional.

Durante esta semana se escuchó sobre la posible y pronta aprobación de la reforma a la Ley SAP, ojalá que no sea así, en respeto de la Constitución que los mismos diputados han jurado cumplir. Al final, quienes sufrirán las consecuencias de una reforma de pensiones inconstitucional serán los trabajadores cotizantes del sistema de pensiones y no quedará otra opción que hacer uso de los recursos constitucionales.

Tags:

  • pensiones
  • asamblea legislativa
  • sap
  • economia

Lee también

Comentarios