Un sueño que casi se cumple

El llamado “sueño americano” se define como el logro de la igualdad de oportunidades y libertad que permite que todos los habitantes de EUA logren sus objetivos en la vida, únicamente con el esfuerzo y la determinación.
Enlace copiado
Un sueño que casi se cumple

Un sueño que casi se cumple

Un sueño que casi se cumple

Un sueño que casi se cumple

Enlace copiado
Para unos es la oportunidad de lograr más riqueza de la que ellos podrían tener en sus países de origen; para otros es la oportunidad de que sus hijos crezcan con una buena educación y grandes oportunidades y también para ser un individuo sin restricciones impuestas por motivo de raza, clase, religión.

Cuando digo que ese sueño está por hacerse realidad, para millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, lo hago pensando en que ahora el presidente Obama y una coalición formada por legisladores de ambos partidos y ambas cámaras parecen tener una prisa enorme por aprobar la reforma migratoria. Al parecer hoy los legisladores quieren llegar a un acuerdo y mientras tanto los grupos que abogan por la reforma se están movilizando a fin de juntar apoyo para un plan del Senado que parece prometedor.

La Ley de los Soñadores es, en realidad, una propuesta que no ha conseguido nunca los votos necesarios para ser aprobada y así convertirse en ley. Su objetivo es crear un camino hacia la residencia permanente legal para los dreamers que reúnan ciertas condiciones. Entre ellas están la de haber vivido en el país por al menos cinco años seguidos antes de la eventual aprobación de la ley, haber llegado antes de cumplir los 16 años y ser menores de 35 cuando la ley llegue eventualmente a aplicarse. Además, deben haber demostrado buena conducta. De aprobarse la ley, los beneficiados podrían solicitar una residencia temporal y a continuación cursar al menos dos años de estudios superiores tras finalizar la high school o bien servir en el Ejército. En la actualidad, solo aproximadamente el 5% de los 80,000 menores indocumentados que anualmente se gradúan de high school continúa con sus estudios en la universidad. Una vez transcurridos cinco años y seis meses desde la concesión de la green card temporal, se solicitará que la residencia se convierta en permanente, abriéndose así el paso hacia la ciudadanía.

Debe tenerse en cuenta que según el proyecto de ley, el solicitante deberá esperar cinco años y medio para conseguir la residencia definitiva.

Mientras tanto, voceros de la embajada de El Salvador en Washington señalaron que todos los días decenas de dreamers cuscatlecos son atendidos de manera prioritaria, según indicaciones de la cancillería, y agregaron que desde el 15 de agosto del año pasado entró en vigor un plan de contingencia para atender a los salvadoreños inmigrantes sin documentos que podrían beneficiarse de la medida. El objetivo primordial es agilizar los trámites de pasaporte, acta de nacimiento, documentos de identidad e información personal proveniente de los registros civiles.

Un pensamiento que se acopla a la lucha de los dreamers es el de la pacifista, feminista y activista estadounidense Cora Weiss, quien ha dicho: “Cuando soñamos solos, solo es un sueño. Pero cuando soñamos juntos, el sueño se puede convertir en realidad. Pues el futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños”.

Tags:

  • coalicion
  • plan del senado
  • condiciones

Lee también

Comentarios

Newsletter