Una acertada elección equivocada en la CSJ

En fecha reciente, la ESEN organizó un conversatorio académico sobre justicia constitucional, en el que participaron como expositores los magistrados de la Sala de lo Constitucional, cuatro de los cuales fueron elegidos para el período 2009-2018.
Enlace copiado
Una acertada elección equivocada en la CSJ

Una acertada elección equivocada en la CSJ

Una acertada elección equivocada en la CSJ

Una acertada elección equivocada en la CSJ

Enlace copiado
Uno de los magistrados en su intervención expresó categóricamente que los diputados los habían electo por equivocación; afirmación que comparto, pero que además a mi juicio fue también accidental, pues si recordamos algunos acontecimientos que se dieron previo a dicha elección, fue precisamente la autopostulación de consejeros del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) para integrar la mitad de la lista de 30 candidatos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que es enviada a la Asamblea Legislativa, una acción que fue reprochable, sin base legal alguna y que generó indignación en la sociedad civil, y no es de extrañar que lo que se buscaba era un reparto político partidario dentro de la CSJ. Esto provocó que una postulante a magistrada justificadamente interpusiera un amparo, lo que tuvo como consecuencia que la Asamblea pidiera al CNJ una nueva lista y que finalmente fueran elegidos los magistrados.

En efecto fue una equivocación, tal como expresó el magistrado, porque muchos políticos no se imaginaban que estaban eligiendo para conformar la Sala de lo Constitucional a juristas que, además de su destacada formación académica, sus conocimientos en derecho constitucional y su honorabilidad, eran personas independientes de los partidos políticos y de cualquier otro sector.

La equivocación que cometieron algunos diputados la empezaron a advertir cuando la sala comenzó a emitir sus sentencias, siendo la más emblemática la que posibilitó el voto por rostro y las candidaturas no partidarias. Una de las reacciones que se dieron a este fallo fue el nefasto decreto 743, que buscaba anular al Tribunal Constitucional al pretender que los fallos en las inconstitucionalidades fueran por unanimidad. Después vino la crisis institucional de 2012, en donde recordamos la negativa de la Asamblea de acatar el fallo que declaró inconstitucional la elección de la CSJ por haber elegido dos veces la misma legislatura, lo que desencadenó hechos tales como: la actuación inconstitucional de la Corte Centroamericana de Justicia al pretender ser tribunal supraconstitucional, la toma del edificio de la CSJ, el vergonzoso incidente del cerrajero abriendo despachos de magistrados y los intentos por procesar y remover magistrados. Lo positivo que tuvo todo esto fue el despertar de la sociedad civil en defensa de la institucionalidad democrática.

Ciertamente, la jurisprudencia constitucional en los últimos años ha venido a dar un salto de calidad al ampliar el goce de los derechos fundamentales, y en el evento académico de la ESEN, los magistrados se encargaron de recordar las distintas sentencias que se han emitido en los distintos ámbitos, lo cual pone de manifiesto que en el país tenemos una instancia ante quien acudir para hacer valer la Constitución y frenar los abusos de poder. Lo anterior no significa que pueda haber fallos en los que no se compartan los argumentos de la sala, lo cual es normal y propio de toda democracia.

No debemos de perder de vista que en 2018 terminan su período 4 magistrados de la Sala de lo Constitucional y los avances que ha tenido la jurisprudencia constitucional se pueden perder si no se elige a las personas correctas. La sociedad civil debe involucrarse y trabajar desde ya en la elección de la CSJ en 2018, para que de nuevo se elija a juristas idóneos, independientes y honestos; 3 años pasan muy rápido y como país no nos podemos dar el lujo de retroceder.

Tags:

  • esen
  • csj
  • asamblea legislativa
  • sala constitucional

Lee también

Comentarios

Newsletter