Una joven ejemplarizante

En medio del multicaos social, político, económico, moral... que vive nuestro país, reconforta encontrar noticias como la de la pakistaní Malala Yousafzai, quien a sus 17 años ha ganado el Premio Nobel de la Paz 2014, por su lucha contra la opresión infantil y a favor de todos los niños a la educación.
Enlace copiado
Enlace copiado
Es estimulante, además, encontrar que en El Salvador hay una buena cantidad de jóvenes que están inmersos en programas diversos, pues allí tienen la oportunidad de poner en práctica los valores biológicos, sensibles, económicos, estéticos, intelectuales, religiosos y morales, que los fortalece y son un contundente ejemplo para sus congéneres.

Alegra ver a jóvenes de ambos sexos, involucrados en programas como Un Techo Para Mi País, ¡Supérate!, Fundación Teletón, Salvanatura, Fundación Sí a la Vida, Libras de Amor, Dona Tu Cora, y otros, demostrando que existe vocación, que hay interés por tender la mano al prójimo, de ser útil a la sociedad.

Y esta actitud juvenil cobra mayor importancia en los actuales momentos, en que la patria se ve amenazada por la escasez de los principios aludidos.

No cabe duda de que su acción es un estimulante oasis para buscar una mejor convivencia familiar, lo cual merece el aplauso de todos los que añoramos ver a nuestro país fortalecido con la pujanza de una juventud apartada de los malos caminos, y que manteniendo la fe puesta en Dios, se conduce por los senderos del bien.

[email protected]

Tags:

  • paquistan
  • malala
  • premio nobel
  • niños

Lee también

Comentarios

Newsletter