Lo más visto

Una política exterior consolidada

Son tres años ya desde que, en junio de 2014, iniciamos una nueva gestión al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores, bajo el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, y, en definitiva, es un momento clave en la consolidación de una política exterior de Estado, abierta al mundo y sin ataduras ideológicas.
Enlace copiado
Enlace copiado
Precisamente, gracias a esa visión y a la capacidad y liderazgo que hemos venido demostrando, este 2017 es un año de importantes logros en el posicionamiento de nuestro país.

Así, el reconocimiento que nos brinda la comunidad internacional nos ubica en el ejercicio de la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas; también la de su Consejo Ejecutivo para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO); la Presidencia Pro Témpore de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM); y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), bajo la cual organizamos, para octubre próximo en San Salvador, una Cumbre birregional de Jefes de Estado y de Gobierno con la Unión Europea.

Sin duda, todas estas son instancias claves para el abordaje de asuntos de absoluta relevancia no solo para nuestra nación, sino también para la región y el globo. Desde ellas, estamos promoviendo temas como la defensa y el respeto de los derechos humanos; la protección de los migrantes; el cambio climático y el apoyo a la adaptación de los países más vulnerables; la seguridad alimentaria y nutricional; la seguridad internacional y nuestro aporte a las operaciones de mantenimiento de la paz en el mundo; y los avances hacia el logro de la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Este trabajo integral y la innegable confianza de nuestros socios para el desarrollo, resultado de la transparente y eficaz ejecución de los recursos que nos han otorgado anteriormente, han contribuido también a que sigamos sumando apoyos para la ejecución de diversos proyectos de nuestro Plan Quinquenal 2014-2019.

Entre junio de 2016 y mayo de 2017, hemos recibido cerca de 115 millones 300 mil dólares en cooperación financiera no reembolsable, con lo cual, en lo que va de esta gestión, la cifra bajo este concepto asciende ya a casi mil 400 millones.

Parte de esta cooperación más reciente corresponde a la otorgada por el gobierno de los Estados Unidos, que con el respaldo bipartidista de su Congreso tuvo a bien desembolsar, en febrero de este año, los primeros 97.9 millones de dólares para el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, con el que buscamos atender las causas estructurales de la migración irregular.

Esta ayuda, que se concreta bajo la nueva administración de la Casa Blanca, refleja, de nuestra parte, el debido cumplimiento de los indicadores acordados, y es muestra también del buen estado de las relaciones que nos vinculan con este país.

Otro de los temas prioritarios en nuestra agenda es la situación de las y los salvadoreños en dicha nación, donde reside la gran mayoría de nuestra población migrante. Por eso, mantenemos un diálogo y una gestión permanente con las nuevas autoridades estadounidenses, el Congreso y diversas organizaciones, además de establecer alianzas estratégicas con otros países de la región, para procurar su estabilidad y, sobre todo, el respeto irrestricto a sus derechos.

Iniciamos, pues, un cuarto año de trabajo con importantes retos con los que estamos sumamente comprometidos, pero también con la enorme satisfacción de contar con una política exterior consolidada, que sigue traduciéndose en beneficios concretos para El Salvador y que eleva el nombre de nuestra nación como una cada vez más integrada, y que aporta creativamente a la región y al mundo.
 

Tags:

Lee también

Comentarios