Una promesa de hacer algo trascendental

Los partidos políticos representados en la Asamblea finalmente escucharon e interpretaron correctamente el clamor de la sociedad y nos hicieron una promesa esperanzadora, una declaración formal y pública, comprometiéndose a asumir un proceso de diálogo político nacional “a la búsqueda de acuerdos sobre temas prioritarios de alcance nacional”. ¡Aleluya! Hay esperanza de que todos trabajando en pacto nacional podremos resolver los problemas que agobian a los salvadoreños diariamente y esperamos también para despejar el camino para que podamos alcanzar un mayor nivel de desarrollo humano de manera sostenible.
Enlace copiado
Una promesa de hacer algo trascendental

Una promesa de hacer algo trascendental

Una promesa de hacer algo trascendental

Una promesa de hacer algo trascendental

Enlace copiado
Aunque los políticos no gozan de mucha confianza en la sociedad, han sumido un compromiso del que no pueden escapar sin consecuencias, al firmar de forma solemne esta declaración, de manera pública, con la presencia como testigos del secretario general de la OEA y el representante de Naciones Unidas en el país, que acompañarán el proceso, y el presidente Sánchez Cerén, que según sus propias declaraciones al asumir la presidencia y con las muestras que está dando ha sido un importante impulsor de este gran acontecimiento. Debo decir que en el ambiente se respiraba un gran ambiente de confianza, de convicción de que los partidos firmantes estaban actuado con sinceridad, no solo por la actuación de los líderes en el escenario; contribuyó mucho a mi percepción, la actitud de diputados y dirigentes de los partidos grandes al conversar con ellos después de la ceremonia, el ambiente era relajado, flotaba una mística en el ambiente que no veía desde hace 23 años.

Un actor relevante para llegar a este acto trascendental es la inexorable realidad, que condiciona lo que se puede y lo que no se puede hacer, llevando la mayoría de las veces a hacer lo que se debe. ARENA perdió su hegemonía hace algunos años, a las buenas y a las malas, cometió errores como todos los que tienen el poder por mucho tiempo, el hecho de haber perdido una elección –a lo que contribuyeron dos de sus ex presidentes–, el doloroso transfuguismo, eso los obligó a cambiar, renovarse, abrirse, llevar nueva gente. Más importante, una legión de jóvenes que no se involucraban en política y creían que no había espacio decidieron trabajar por su futuro y el de sus hijos y se han involucrado. Cambio propicio para el diálogo.

El FMLN, con dirigencia intacta por años, al llegar al poder conoció una realidad diferente entre ser oposición y las limitaciones que se tiene en el poder para hacer grandes cambios. El primer gobierno fue en el que mayor confrontación, descalificación y arrogancia por parte de un presidente se ha dado. Adicionalmente la gestión de gobierno fue mala, todos los números lo confirman; aunque el Frente alegara que no era su gobierno, lo era y le afectó. El aparecimiento del ALBA y sus millones cambió las finanzas del partido y aumentó el patrimonio de unos pocos, algo que sus bases y compañeros resienten y el país condena. En este gobierno de pura sangre, Venezuela quebró y el dinero que podría venir de allí se acabó, Cuba va camino a pactar con Estados Unidos, las finanzas del Estado son precarias, la violencia nos ahoga. Situaciones propicias para el diálogo.

La sociedad cambió, tomó conciencia de su poder y monitores a los políticos y que su manifestación en organizaciones y redes sociales tenía impacto, lo comprobaron al obligar a la Asamblea y presidente a retroceder en ataques a la Sala de lo Constitucional, que aunque no aparece en esto, con sus fallos ha sido el disparador del cambio hacia la institucionalidad, héroes anónimos en esto. Factor impulsor del diálogo.

La esperanza de que los tiempos mejorarían, que hemos venido expresando desde este espacio, comienza a concretarse, tengamos fe y presionemos para que cumplan su promesa.

Tags:

  • rafael castellanos
  • sánchez cerén
  • oea
  • miguel insulza

Lee también

Comentarios

Newsletter