Una victoria anunciada

Enlace copiado
Enlace copiado

Sociólogo y profesor en TeologíaEl libro de Apocalipsis fue escrito durante el reino del emperador Domiciano, 90 d. de C. Fue el último libro de la Biblia, y el apóstol Juan, su autor, lo escribe desde la isla de Patmos, entre Turquía y Grecia, donde estaba preso.

El nombre del libro proviene del griego “Apokalupsis” que significa “quitar el velo”. Juan recibe una revelación escondida hasta ese momento, esto por no haber alguien digno de develarla. Solamente Jesucristo fue digno, de ahí que algunos han llamado a este libro “el evangelio de Jesucristo resucitado”.

El objetivo del libro fue revelar a las siete iglesias de Asia, en representación de la Iglesia de todos los tiempos, las consecuencias espirituales de la muerte y resurrección de Cristo. Para la Iglesia del primer siglo, este libro fue la respuesta del Señor a las oraciones de los cristianos perseguidos de la época, asimismo ha servido de inspiración para muchos cristianos perseguidos en todos los tiempos.

Un abordaje del libro se conoce como el paralelismo progresivo, presentado por G. Hendriksen y retomado por A. Hokema. En este se exponen siete secciones, veamos:

Se describe a Cristo resucitado caminando entre siete candeleros, y Juan listo para escribir las cartas a las siete iglesias. Las referencias que encontramos en estas cartas son concretas al tiempo del libro; sin embargo, los principios, elogios y advertencias tienen valor para la Iglesia de todos los tiempos.

Juan ve a Dios sentado en su trono con un rollo sellado con siete sellos, y a Jesucristo como el único digno de abrir el rollo. Este toma el rollo en su mano y lo abre, confirmando así la victoria obtenida sobre las fuerzas del mal.

Los sellos abiertos describen los juicios que recaen sobre los que se oponen al establecimiento del Reino de Dios en la tierra. Mientras tanto la Iglesia está siendo perseguida.

Las siete trompetas del juicio describen los juicios que serán derramados sobre la tierra; en paralelo, y a pesar de gran oposición, se describe una Iglesia victoriosa.

Aparece una mujer dando a luz, mientras el dragón espera devorar al niño, haciendo alusión a la oposición de Satanás contra Jesucristo. Dos bestias ayudan al dragón: una sube del mar y otra de la tierra. Posteriormente, se describe la evangelización de las naciones en medio de gran oposición.

Se presentan las siete copas de la ira de Dios, y se exhorta a los fieles a mantenerse firmes a pesar de la persecución. Se anuncia la caída de Babilonia y las dos bestias, se narra el derrocamiento de los enemigos de Cristo y se describe la victoria del Cordero.

Según este abordaje, estas siete secciones están contenidas en Apocalipsis 1-19, y luego, el libro regresa al comienzo de la era cristiana, donde se presenta el milenio de forma simbólica, este se extiende desde la resurrección hasta la segunda venida de Cristo, periodo en que las naciones pueden reconocer a Jesucristo y someterse a su señorío.

La esperanza para los cristianos es que al final del libro, Juan, según la revelación recibida, presenta a la Iglesia del Señor como la gran beneficiaria de la victoria de Jesucristo contra Satanás y los suyos.

Lee también

Comentarios

Newsletter