Lo más visto

Más de Opinión

Unas son de cal, otras de arena

Las últimas resoluciones de la Sala de lo Constitucional de la CSJ han generado variopintos comentarios en los distintos estratos de la sociedad salvadoreña, los que van desde el apoyo a dichas resoluciones, como también críticas a algunas de las mismas que, como consideran algunos, inquietan nuevamente las aguas del proceso de pacificación del país después de firmados los Acuerdos de Paz.
Enlace copiado
Unas son de cal, otras de arena

Unas son de cal, otras de arena

Unas son de cal, otras de arena

Unas son de cal, otras de arena

Enlace copiado
Desde luego que una de las resoluciones que más inconformidad ha despertado entre los parlamentarios de las distintas fracciones legislativas es la eliminación de los diputados suplentes de esta legislatura, por no haber sido electos por el pueblo, según lo afirman los magistrados de la sala.

Lo anterior ha despertado preocupación entre los políticos, quienes se preguntan quién o quiénes sustituirán a los diputados que por enfermedad sean incapacitados o que llegaren a fallecer por algún motivo. Según expresan algunos diputados la aritmética legislativa se alteraría favoreciendo a algunos partidos y perjudicando a otros, al momento de votar por un proyecto de ley. Además algunos diputados sostienen que la sala les hubiera permitido terminar normalmente esta legislatura y aplicar las reformas pertinentes en las próximas votaciones para evitar los conflictos que pudieran surgir por esta decisión de la sala.

Sin embargo, algunos magistrados de la sala, tales como Sidney Blanco, han brindado algunas declaraciones sobre la aplicación de la justicia restaurativa en la toma de sus decisiones con respecto a las últimas resoluciones.

En lo concerniente a la resolución que deroga la Ley de Amnistía, también se han generado diferentes opiniones de quienes ven con buenos ojos que se lleve a los tribunales a los autores que cometieron delitos de lesa humanidad para que sean juzgados, y pueda además resarcirse económicamente a los familiares de las víctimas del conflicto bélico. Por otro lado están los que preferirían que este tema de la amnistía no se hubiera tocado, porque traerá mayor conflictividad al país.

Sugieren muchos que debemos pasar esa oscura página de nuestra historia y continuar trabajando a favor de la reconciliación y del desarrollo del país.

Muchos piensan que cuando no se sienta un precedente y se castiga a los autores de crímenes horrendos, existe la posibilidad de que estos vuelvan a repetirse. En ese sentido algunos países en Suramérica han juzgado a militares que se vieron involucrados en crímenes de lesa humanidad cometidos durante la época en que gobernaron oprobiosas dictaduras.

Entre las últimas resoluciones, algunas han sido casi totalmente aceptadas por la población, como fue la derogación del incremento a la factura de la energía eléctrica que afectaría a los mayores consumidores de energía, pero que afectaría también a los consumidores por el efecto cascada que generaría en el precio de los productos de la canasta básica. Es bueno recordar que cuando el Gobierno impuso este recargo a la energía eléctrica, la CEL había estado siendo criticada por los despilfarros que se habían estado dando en la compra de licores y otros productos para el consumo de los directivos y otros empleados.

Desde luego que es difícil que la Sala de lo Constitucional con sus diferentes resoluciones pueda satisfacer a todos, porque cada quien va a encontrar beneficios o perjuicios según los intereses que tenga. Algunos dirán que las resoluciones de la sala se desligan del texto constitucional, y que los magistrados le dan la interpretación que ellos consideran conveniente a la Constitución, creando esa diversidad de opiniones en la población cada vez que emiten una determinada resolución.

Es conveniente que vayamos acostumbrándonos a que las resoluciones de la sala siempre serán criticadas por la población, porque sus efectos tocarán distintos intereses como se dijo antes, pero debemos ir madurando en ese sentido porque sabemos que las resoluciones son inapelables y de obligatorio cumplimiento. Muchos podrían decir que las resoluciones de la sala, unas son de cal y otras de arena.

Lee también

Comentarios