Lo más visto

Unidos por principios y libres en lo opinable

Hoy más que nunca se requiere una actitud ciudadana responsable, sensata y optimista en vista a cuidar activamente el futuro democrático del país. Se necesita movilizarse activamente para que sean personas honestas y capaces las que corran y opten a puestos de liderazgo en partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil (gremiales, sindicatos, directivas, cooperativas, etcétera) o del servicio público, como magistrados o candidatos a alcaldes, funcionarios de alto nivel o diputados.
Enlace copiado
Enlace copiado
Estos procesos internos en las organizaciones, en las cuales los miembros eligen a alguno de los candidatos para promoverlo dentro de ternas, planillas o rostro en votaciones por nombre individual, presenta el peligro que las pasiones humanas se desaten en los corazones y se encuentren al final del proceso más desunidos. El reto es superar la tentación de que después de que sea elegida la planilla o el candidato, se caiga en que el ganador tenga una actitud triunfalista excluyente y los que perdieron se queden resentidos. Ambas actitudes no abonan al logro de las metas en común.

Viene entonces la necesidad de reflexionar cómo mejorar los procesos de elección interna para que toda la organización salga unida y fortalecida en su misión, visión y valores. La historia humana muestra desde hace siglos que los grandes gobernantes han logrado unir a diversos grupos para trabajar por el bienestar de sus naciones siguiendo la regla tripartita del gran pensador Agustin de Hipona: “Unidad en lo necesario, libertad en lo opinable, amor en todo”. Me gustaría aplicar esta regla de gobierno a la dinámica de participación ciudadana de quienes quieren servir en un partido político, como por ejemplo, ARENA.

I. Unidad en lo necesario (entendido como la esencia y los principios universales básicos humanos). ¿Dónde se encuentran la esencia y los principios básicos de ARENA en que debemos coincidir? A mi parecer y como exmiembro de su dirección, COENA, entiendo que se encuentra en tres fuentes. La primaria está en sus estatutos. La fuente secundaria, igualmente real que la escrita, es su cultura de valores liberales conservadores (fundamentada en la ética de las virtudes de la herencia grecorromana); y como tercera fuente se encuentran las posturas oficiales de su máxima dirigencia: COENA. Tener esto clarificado permite a quienes quieren participar en política dentro de ARENA, analizar fácilmente cuáles son los valores que promueve y defiende ARENA y si se está listo a asumirlos como propios, vivirlos y promulgarlos.

II. Libertad en lo opinable: Unidad no es uniformidad. Una vez asegurada la unidad en lo esencial, la libertad de los ciudadanos que participan en política partidaria en ARENA se despliega abarcando el ancho campo de lo cambiante y contingente. ARENA ha enriquecido con una reflexión profunda las formas de implementar lo esencial de sus estatutos y sus valores liberales conservadores, con una actitud de honestidad intelectual para reconocer la diferencia entre lo que son principios que no cambian y la variada forma de implementarlos en la realidad.

III. Amor en todo. El amor es el mayor de los valores humanos, el único que permite la unidad de una sociedad, traducido en solidaridad por los más necesitados. Para saber si una organización (un partido) está unida de forma sana y sostenible, basta con ver cómo se tratan entre sí los miembros: si son leales entre sí (no cómplices), sinceros y pacientes.
 

Tags:

  • Agustin de Hipona
  • ARENA
  • COENA
  • planillas
  • candidato
  • partidos politicos

Lee también

Comentarios