Unidos somos más fuertes

Enlace copiado
Carlos Calleja / Empresario

Carlos Calleja / Empresario

Enlace copiado

Quiero agradecer desde el fondo de mi corazón a todos mis hermanos nacionalistas, que fueron a votar con alegría, entusiasmo y patriotismo el domingo pasado, fecha que sin duda nunca olvidaré, porque ese día pudimos celebrar el triunfo de la democracia dentro de ARENA, un ejemplo histórico para el país, que marcó el inicio de una profunda unificación en nuestro partido, para poder avanzar juntos hacia la Presidencia de la República.

Vengo de una familia de trabajo, quienes se preocuparon por abrirme los ojos a la gran necesidad que existe en este país, lo que me llevó a tomar la determinación de servirle a mi país, El Salvador.

Históricamente, la política ha sido calificada como mala, pero como todo en la vida, se puede usar para el bien o para el mal, y es nuestra responsabilidad que en esta ocasión la usemos para generar oportunidades, para hacer las cosas bien, para darle una mano a quienes menos tienen, para que unidos construyamos esa nueva ARENA que quiere construir un mejor país en donde es posible construir el sueño salvadoreño.

Nuestra propuesta es que juntos construyamos una Nueva Visión de País en la que se tenga como primer gran objetivo unificar todo un país, para construir una nueva era de acuerdos alrededor de los temas de nación que compartimos, como el empleo, la educación, la seguridad y la salud de nuestra gente. Con todo esto, busco ser un puente entre ideologías, un puente entre generaciones, un puente entre salvadoreños históricamente enfrentados para poder impulsar esos acuerdos tan importantes, en donde todos nos veamos como hermanos y pongamos el país por delante de nuestros intereses personales y partidarios, reconociendo que nadie es dueño de la verdad.

En la Nueva Visión de País tenemos el compromiso de buscar formar el mejor gobierno en la historia de El Salvador, un gobierno sólido, transparente y eficiente. Un gobierno con la mejor gente, honesta, capaz, humilde y cercana.

Un gobierno con amplia participación ciudadana que trabaja en equipo, sin esas argollas que nos desconectan de la realidad. Un gobierno de personas que buscan servir y no servirse, donde rija una cultura de meritocracia, sin clientelismo y con cero tolerancia a la corrupción.

Vamos a apostarle a una verdadera descentralización política y económica, al trabajo articulado con los gobiernos municipales, para lograr un profundo desarrollo local, en donde busco ser un presidente de territorio, que esté trabajando allí donde están los problemas. Tengo claro que el mandato del presidente de la república viene del pueblo, por ende el pueblo será mi jefe.

En nuestro proyecto político, tenemos el objetivo de construir un país de oportunidades, con buenos trabajos, un país con educación de calidad para nuestros niños, salud para nuestras familias y seguridad para todos, un país en paz donde nuestros hijos pueden caminar tranquilamente por las calles a cualquier hora del día, y no verse forzados a buscar sus sueños en otro país.

No tengo duda de que El Salvador que soñamos se puede construir. Pero para eso tenemos que llegar a la presidencia en 2019, trabajando unidos, con el apoyo de la gran mayoría de los salvadoreños, incluyendo esos hermanos que ya no creen en la política.

Tenemos que seguir evolucionando, fortaleciendo esta nueva ARENA, sin arrogancia, con visión, apertura e inclusión, una ARENA donde cabemos todos los que creemos en la libertad y la democracia.

No será fácil, hay mucho trabajo por hacer. Pero debemos tener siempre en mente que el trabajo que comenzamos hoy nos beneficiará a todos, innovando, trabajando incansablemente, unidos, contagiando a toda una nación con nuestro espíritu democrático, con nuestra Nueva Visión de País, que vendrá a sumar a miles de salvadoreños desencantados con la política.

El Salvador puede ser grande, a pesar de los momentos oscuros por los que estamos pasando, tengo Fe que va resurgir y transformarse en una luz para el Mundo. Lograrlo depende de nosotros, de nuestra capacidad para unificarnos y trabajar con mística, espíritu de servicio, y la humildad para hacer las cosas cada día mejor.

No tenemos el tiempo para seguir viendo hacia atrás buscando excusas en el pasado, hoy nos toca responsabilizarnos y trabajar unidos por nuestro futuro. Estamos en un momento donde las decisiones y acciones que tomamos hoy nos pueden ayudar a salir adelante o nos pueden condenar a seguir sufriendo lo mismo. Enfoquémonos en las necesidades actuales, conscientes de que nuestra gente es la mejor ventaja competitiva que tenemos.

El éxito y el futuro de nuestra nación está en nuestras manos, y en poner toda nuestra capacidad de trabajo. Somos guerreros, así que los reto a que sigamos luchando incansablemente de la mano, unidos todos los nacionalistas con apertura, con humildad, con inclusión para construir esa nueva Visión de País donde cabemos todos.

Lee también

Comentarios