Urge Ley Hatch en El Salvador

Se les debe prohibir a los empleados públicos: ser candidato a cargos públicos en elecciones partidarias, hacer campaña a favor o en contra de un candidato o grupo de candidatos en elecciones partidarias...
Enlace copiado
Urge Ley Hatch en El Salvador

Urge Ley Hatch en El Salvador

Urge Ley Hatch en El Salvador

Urge Ley Hatch en El Salvador

Enlace copiado
La ley Hatch de 1939, oficialmente Ley para Prevenir las Actividades Políticas Perniciosas, es una ley federal de Estados Unidos cuya principal disposición prohíbe a los empleados en el Poder Ejecutivo del gobierno federal, excepto el presidente, el vicepresidente y ciertos funcionarios designados de alto nivel de esa rama, participar en algunas formas de actividad política. La ley fue nombrada por el senador Carl Hatch, de Nuevo México. Fue modificada recientemente en 2012.

Los republicanos y algunos demócratas disidentes publicaron evidencia de que los políticos demócratas fueron consultados sobre el nombramiento de administradores, funcionarios y trabajadores que usaron los puestos como empleados públicos para obtener una ventaja política injusta. En 1938, una serie de artículos de prensa expuso el patrocinio y contribuciones políticas a cambio de empleo, lo que provocó una investigación por el Comité de Gastos de Campaña del Senado, encabezado por el senador Morris Sheppard, un demócrata de Texas.

En nuestro país es de todos conocido y fue publicado por la prensa nacional, que el partido en el gobierno se nutre financieramente de las “contribuciones” de sus partidarios en el aparato de gobierno, es decir que se les descuenta el 30 % de su salario como aporte obligado al partido FMLN. En otras palabras estamos ante un claro acto de corrupción y ante violaciones a la ética, provocando ventajas políticas injustas. La Asamblea Legislativa no oculta los descuentos obligados. (Noticia Diario El Mundo, 11 de julio de 2016. “La fracción que más descuentos ha hecho es la fracción del FMLN. De enero a mayo, ha recibido $229,470.17. Sin embargo, el informe no detalla cuánto se descuenta a diputados de este grupo y cuánto a sus empleados partidarios”). El origen de esta ley fue porque se dieron cuenta de contrataciones masivas de personal no idóneo ni preparado en puestos innecesarios y con cargos de supervisores, directores y gerentes en la administración pública solo para proveer de ingresos al partido de gobierno, esto mismo está sucediendo descaradamente desde 2009 al ingresar más de 50 mil empleados ineptos e incompetentes, solo por ser miembros de las bases del FMLN.

Medardo González: “El máximo dirigente del partido de izquierda explicó a Diario El Mundo que los funcionarios y militantes del partido deben dar una aportación económica porque así lo establecen los estatutos del partido. ‘Por ley interna está obligada (la militancia) a pagar una parte de su salario, entonces, eso es así, no es nada nuevo’, comentó el secretario general del FMLN”.

González se refiere a que el artículo 11 de los estatutos establece los deberes de los miembros del partido de izquierda y en ese mismo aparece lo que le llaman “deberes adicionales”.

En esa parte, el literal “l” expresa que los militantes y funcionarios deben “cotizar la cuota de afiliación y contribuir económicamente” al partido. “No es nada nuevo que los diputados pagamos una cuota y no solo por el hecho de ser diputado, sino que todos los funcionarios pues y toda la militancia del partido por ley interna está obligada a pagar”, declaró.

A palabras del dirigente del FMLN, el partido hace descuento a militantes que trabajan en instituciones como ministerios, autónomas y alcaldías.

Está claro que esto no puede seguir así, en todo caso las contribuciones deberían ser voluntarias y no descontadas a la fuerza; pero lo mejor es que no se permitan contribuciones de empleados del Estado, pues con ello se comprometen fondos públicos en el financiamiento de partidos. Aquí es donde no opera correctamente la ética gubernamental.

En 2012, la Corte de Cuentas determinó responsabilidades administrativas contra el entonces alcalde de Soyapango, Carlos Ruiz, ahora diputado de la Asamblea Legislativa, por haber aprobado “descuentos a empleados a favor del partido político”. Igual sanción se determinó en 2010 contra el alcalde de Quezaltepeque, Manuel Flores, ahora diputado, por hacer descuentos de cuota partidaria a 76 empleados.

Se les debe prohibir a los empleados públicos: ser candidato a cargos públicos en elecciones partidarias, hacer campaña a favor o en contra de un candidato o grupo de candidatos en elecciones partidarias, hacer discursos de campaña, recaudar contribuciones o vender boletos a funciones de recaudación de fondos políticos, distribuir material de campaña en elecciones partidistas, organizar o gestionar comicios políticos o reuniones, ocupar cargos en Clubes o partidos políticos, hacer circular peticiones de nominación, trabajos para registrar votantes para un partido, usar símbolos políticos en el trabajo. Aprovecharse de los medios de comunicación institucionales para promover candidatos o acciones políticas como hizo el FMLN con el canal de la Asamblea Legislativa y el Canal 10 de TVE.

Tags:

  • FMLN
  • Ley Hatch
  • Edgar Orellana
  • Carl Hatch
  • Medardo Gonzalez
  • Carlos Ruiz

Lee también

Comentarios

Newsletter