Lo más visto

Más de Opinión

Varón y mujer los creo Dios

El Salvador, aunque lleva el nombre del Señor Jesucristo, cada día que pasa se sigue alejando del camino y voluntad del Creador de los cielos y de la tierra, ya que cada quien hace lo que mejor le parece, por eso se sufre; hambre, necesidad, enfermedades, homicidios, violencia, robos, corrupción desmedida, ambición, desviaciones sexuales, entre algunos problemas.
Enlace copiado
Varón y mujer los creo Dios

Varón y mujer los creo Dios

Varón y mujer los creo Dios

Varón y mujer los creo Dios

Enlace copiado
Y como si fuera poco algunos funcionarios no están haciendo la labor que les corresponde, sino que están tratando de resolver su proyecto de vida enriqueciendo sus bolsillos a manos llenas.

Recientemente la vicepresidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña, viajó a Ginebra, Suiza, para participar en el foro organizado por el Centro de Derechos Reproductivos que está orientado en pro del aborto, evidentemente este viaje le costará una gran cantidad de dólares a los contribuyentes, pero lo más crítico es que esta misión riñe con los principios y valores que están inmersos en la Biblia como norma de convivencia pacífica y de unidad.

Creo sin temor a equivocarme que somos más los salvadoreños que defendemos la vida y no estamos dispuestos a retroceder ni un milímetro para ceder territorio a las organizaciones abortistas, que toleran la irresponsabilidad del sexo libre y sin restricciones, que fomentan la promiscuidad y multiplican las enfermedades de transmisión sexual. No obstante, he de aclarar que Dios no prohíbe el sexo, al contrario, Él desea que la humanidad se multiplique por medio de ello, pero bajo sus reglas, es decir que el sexo aprobado por Dios es el que se da dentro del matrimonio y no fuera de él, justamente para evitarle a los hombres y mujeres una gran cantidad de problemas.

Qué bien que la Sala de lo Constitucional acaba de fallar en contra de las pretensiones abortistas al determinar que la persona no nacida es una persona jurídica “limitada” que puede ir ejerciendo sus derechos de forma gradual dependiendo de su desarrollo natural, o sea, que la vida e integridad están absolutamente garantizadas por el Estado. Lo cual significa que no hay vía libre para interrumpir el embarazo con la sola decisión de la madre.

El otro aspecto conectado con el aborto es la lucha que están haciendo algunas organizaciones para que se formalice el matrimonio entre personas del mismo sexo. Sin embargo, estas pretensiones no solo van en contra de la naturaleza, sino que se revelan a la voluntad del Creador, ya que un hombre con un hombre o una mujer con una mujer no pueden jamás dar vida ni multiplicarse, como lo hace un hombre y una mujer.

En consecuencia, toda esta ola de confusión de la orientación sexual en la juventud tiene que ver con la gran cantidad de publicidad que se ha venido introduciendo desde los años sesenta donde se ha predispuesto a las nuevas generaciones a que practiquen con cosas diferentes, pero que está probado científicamente que no existe un gen de homosexualidad como lo han venido defendido las organizaciones LGBTI.

El apóstol Pablo hace una advertencia sobre esta situación y les dice que “habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío” (Romanos capítulo 1:21-27).

“El resultado que hoy tenemos es porque sacamos a Dios de los hogares y de las aulas”.
 

Tags:

  • Jesucristo
  • LGBTI
  • corrupcion
  • funcionarios
  • aborto
  • Lorena Peña

Lee también

Comentarios