Lo más visto

Más de Opinión

Venezuela y el rompimiento con la Democracia

La función principal de la Democracia es el respeto por los derechos humanos, la protección de las libertades civiles, de los derechos individuales y la igualdad de oportunidades en la participación en la vida política, económica y cultural de la sociedad. La mayoría de las democracias cuentan con una Carta Magna como garantía para los ciudadanos de hacer valer sus derechos y la actuación del gobierno.
Enlace copiado
Enlace copiado
Es rompimiento con la Democracia cuando, conforme a la definición anterior, se realizan hechos violatorios a los derechos del pueblo, como sacar el ejército a las calles y también armar a quinientos mil milicianos (no militares) a quienes se les entrega un fusil, para reprimir las manifestaciones de miles de venezolanos. A la fecha una treintena de personas han perdido la vida en estos enfrentamientos, 54 niños fueron evacuados de un hospital por los gases lacrimógenos, hay cientos de heridos y cientos de personas en prisión. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió a Nicolás Maduro gestos concretos para que los desafíos del país puedan ser resueltos. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, calificó de una acción homicida que incita a la violencia el repartir armas a civiles e instarlos a la confrontación. Estos hechos violan y rompen abiertamente los derechos humanos, los derechos civiles e individuales de los venezolanos.

En la Democracia el poder se divide en tres poderes, esta permite que los tres poderes se limiten y moderen recíprocamente, creando una dinámica de pesos y contrapesos, de modo que entre ellos haya equilibrio y ninguno pueda prevalecer sobre el resto. Esto impide que haya abusos de autoridad y su objetivo es evitar la concentración de los poderes del Estado en una sola persona, órgano o grupo, que impida el surgimiento e instauración de un régimen autoritario. La separación de poderes es vital para la existencia de la libertad, la separación de poderes fue una conquista de la revolución francesa.

Es rompimiento con la Democracia cuando, conforme a la definición anterior, un órgano del Estado anula a otro. Y sucedió que el Tribunal Supremo de Justicia decidió quitarle atribuciones a la Asamblea Nacional, aunque esta medida fue revocada poco después, provocó las manifestaciones y la condena internacional, la fiscal venezolana Luisa Ortega Díaz declaró el 31 de marzo que se había roto el hilo constitucional por las dos sentencias del TSJ. Cuando el TSJ no es independiente, sino que responde al Poder Ejecutivo, la dinámica de pesos y contrapesos se rompe y la concentración de poder es evidente, así surge el régimen autoritario y el Autoritarismo que se define como ejercer el poder de forma autoritaria, se entiende también como una actitud abusiva de la autoridad que implementa leyes represivas que restringen la libertad y es una característica de sistemas dictatoriales.

Es rompimiento con la Democracia cuando no hay elecciones, cuando hay presos políticos, cuando las personas que son encarceladas por ser manifestantes no se les sigue el debido proceso porque son llevadas a prisión por acciones no delictivas, esto solamente lo hace un gobierno autoritario.

El rompimiento con la Democracia trae consecuencias, en Venezuela cada día son más evidentes: desabastecimiento de bienes de primera necesidad, la economía sigue desplomándose, el desempleo, la inflación, el estancamiento, los más de treinta muertos, la pérdida del respaldo popular e internacional, el segundo país más violento del mundo. Hoy día como nunca antes en nuestra historia latinoamericana, para los jefes de Estado ya no existe ni inmunidad ni impunidad, hay más de 15 expresidentes que están siendo procesados o investigados o ya han sido condenados por violaciones a la ley y abusos de autoridad, más temprano que tarde la justicia llegará.

Independientemente de intereses partidarios, de pensamiento político o ideología, de si el tema político le es irrelevante o no, este rompimiento de Venezuela con la Democracia visto a través del lente de las definiciones mencionadas, no hay forma de justificarlo. Este hecho debe dejarnos a los salvadoreños lecciones que aprender, una de ellas es que defender y fortalecer nuestra Democracia es de vital importancia, de ello depende el bien de nuestro país, nuestro presente, nuestro futuro y el de nuestros hijos.
 

Tags:

Lee también

Comentarios