Verdad = Realidad

Enlace copiado
Rafael Ernesto Góchez - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Ernesto Góchez - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Seis fenómenos nacionales han llamado mi atención en las últimas décadas: (1) la transición de "la locura a la esperanza" (1980-1992) y de "la esperanza al hartazgo" (1992-2021), (2) el crecimiento desordenado del AMSS y su marcada diferencia con el interior del país, (3) la masiva emigración y su consecuente desintegración sociofamiliar, (4) la insostenibilidad del modelo de desarrollo (basado en la exportación de mano de obra y la recepción de remesas), (5) la alta vulnerabilidad ante fenómenos naturales, y (6) la relación sinérgica entre corrupción, crimen organizado, impunidad, violencia e inseguridad.

Esta reflexión es oportuna porque aparentemente muchos connacionales le están dando la espalda a los problemas preexistentes a la pandemia. Por ejemplo, da la impresión de que no hay conciencia sobre el nivel de endeudamiento alcanzado, ni del esfuerzo que tienen que realizar las presentes y futuras generaciones para pagar los préstamos contraídos. Esta ocultación hace que adquiera vigencia la máxima "la verdad os hará libres". ¿Cómo encontrar la verdad? Estudiando la realidad nacional.

La OMS caracterizó el covid-19 como una pandemia el 11 de marzo de 2020 y para esa fecha, los problemas en El Salvador ya eran múltiples y complejos. Veamos unos casos: dos millones de connacionales viviendo en pobreza, 90 % de los ríos contaminado, la deuda pública superaba el 70 % del PIB, la informalidad llegaba al 70 % y arriba del 13 % de los menores de 5 años presentaban desnutrición crónica o retardo en crecimiento.

Hoy, la mayoría de los municipios del interior del país tienen un bajo índice de desarrollo humano. La migración interna es cuantiosa y la infraestructura del AMSS resulta insuficiente: (1) numerosos asentamientos urbanos precarios, (2) abundantes ventas callejeras, (3) tuberías obsoletas, (4) congestionamiento vehicular en todas las entradas de la ciudad capital, y (5) miles de personas utilizando de 4 a 5 horas diarias para movilizarse en el transporte público.

Los elementos antes expuestos –junto a los siguientes cinco procesos– ayudan a caracterizar y configurar la realidad nacional, y convendría estudiarlos a profundidad.

1. Gobernados y gobernantes se enfocan en la búsqueda del poder público. El reto es equilibrarla con la búsqueda del bien común y la protección de los derechos humanos.

2. Gobernados y gobernantes corren el riesgo de tomar la pandemia como el punto de partida. Lo cierto es que la pandemia ha exacerbado los problemas estructurales.

3. Gobernados y gobernantes suponen que el saneamiento de las finanzas públicas puede esperar. El punto es que la dolarización exige una mayor disciplina y responsabilidad fiscal.

4. Gobernados y gobernantes asumen que las remesas no se reducirán en el mediano plazo. El asunto es que la inmigración se ha convertido en un tema de seguridad nacional para EUA.

5. Gobernados y gobernantes pueden ser parte de una iniciativa regional de desarrollo promovida por EUA, México y Centroamérica. La clave está en que todos los países apliquen los principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Conclusión: para encontrar la verdad se necesita estudiar a fondo la realidad nacional. Ese es el camino. La academia, entonces, debería fortalecer las áreas de investigación y proyección social. De avanzar en esa dirección, cada día habría más medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos motivados y comprometidos con la sentencia "la verdad os hará libres".

Tags:

  • verdad
  • realidad
  • pandemia
  • endeudamiento
  • municipios

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines