Verdades y falsas concepciones sobre el CNSCC y el PES

Enlace copiado
Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Hay críticas al CNSCC y el PES, la mayoría mal o poco informadas, la mayoría probablemente porque no se ven resultados inmediatos y eso no es posible, es de largo plazo. El Consejo es el único espacio de diálogo de sociedad que funciona y el PES es un buen plan, los errores son de ejecución, es mejor subirse en un vehículo que marcha aunque con problemas corregibles, que iniciar de cero para enfrentar el problema más álgido del país.

Sería un grave error abandonar algo que tiene buenos fundamentos y apoyos, es más sabio usar uno que camina y puedo corregir, que crear uno nuevo desde cero siguiendo nuestra mala, torpe tradición.

Habrá gobierno nuevo, es importante conocer suficiente para tomar las decisiones adecuadas, que en mi criterio son seguir con el Consejo, en el que hay sociedad civil y Estado, los componentes del Estado cambiarían de acuerdo con las elecciones pasadas y la presidencial. La representación de la sociedad civil y empresa privada es naturalmente rotativa.

La mayoría de las opiniones no son muy informadas, no tienen suficiente conocimiento del Consejo ni del Plan. Comentarios válidos frecuentes son que el Consejo y el Plan no funcionan, confundiendo muchas veces que son lo mismo y no es así.

El Consejo es una entidad plural, representativa de la sociedad y ayuda internacional. La participación del Estado es cambiante, el que esté en los Órganos del Estado. Para mi satisfacción, a pesar de la diversidad, la tolerancia y alineamiento en la labor del Consejo, independientemente de las posiciones políticas, ideológicas, religiosas y personales. Es el único esfuerzo de diálogo permanente que funciona en el país, según dan fe los extranjeros que forman parte de él.

Disolverlo sería cometer el error histórico recurrente, deshacer lo que no hice yo. Así no se tienen instituciones permanentes que trabajen en los temas relevantes. Ejemplos, la Comisión Nacional de Desarrollo que nació con Calderón Sol y el presidente lo disolvió por no ser de él. Otro ejemplo, el Plan de Educación 2021, plural inclusivo, llegamos a convencer al FMLN para que se incorporaran o no sería Plan de largo plazo. Se unieron, viajamos a una encerrona en Washington y los involucrados, incluyendo a ARENA y el FMLN firmamos acuerdos programáticos para llevarlo adelante. Llegó el FMLN al Ejecutivo y Sánchez Cerén, ministro de Educación, lo disolvió. Armó un programa y al llegar a la presidencia, nuevo ministro de Educación, nuevo Consejo, nuevo Plan, bueno pero le rebajaron el presupuesto a Educación.

No es de tener fe ciega, sino de informarse y evaluarlo adecuadamente, sabiendo que hay algo funcionando y un buen documento y que lo que le es reprochable a la población, principalmente depende de la ejecución de los funcionarios del Estado del momento y que lo manejaría ARENA si llega.

Otra crítica ácida e igualmente poco informada, vale, “hay que crear un Plan Único de Seguridad que comprenda todas las acciones sobre seguridad e inversión social”. El PES contempla incorporación coordinación con todas las actividades del Estado.

Las fallas son de ejecución, algunas por inexperiencia, otras criticables, no informar adecuadamente y usarlo con la propaganda del buen vivir que no tiene nada que ver. Peor, no se cumplió con el mecanismo diseñado de rendimiento de cuentas diseñado y tomar decisiones importantes sin consultar (no se debe consultar todo) ni informar acciones ejecutivas especialmente en represión.

Lee también

Comentarios

Newsletter