Lo más visto

Viabilidad

¿De qué depende la viabilidad de El Salvador? De varios factores. El presente ensayo intenta responder esta pregunta contrastando la realidad nacional con lo expresado formalmente en la conmemoración del 25 aniversario del Acuerdo de Paz. Al hacer dicho análisis, se identificaron cinco factores internos para que el país pueda salir adelante por una vía democrática.
Enlace copiado
Viabilidad

Viabilidad

Viabilidad

Viabilidad

Enlace copiado
Factor 1. Conducir el país hacia objetivos nacionales de corto, mediano y largo plazo. El desequilibrio fiscal y la creciente demanda social exigen que se establezcan prioridades, estrategias y metas. La tarea es enorme, el tiempo apremia y la ciudadanía está harta de tantas promesas, confrontaciones y excusas. Es hora que el poder político y económico asuman las responsabilidades que les corresponde y respeten a la ciudadanía.

Factor 2. Creer en El Salvador y los salvadoreños. Este elemento es clave, particularmente para el 66 % de compatriotas que han decidido vivir en su terruño. Por ello y dada la atmósfera de odio y desconfianza, es imperativo que se fortalezca el sentido de pertenencia y la capacidad de escuchar y aceptar a los demás (tolerancia). Este valor cívico es fundamental para promover una cultura de paz basada en el diálogo colaborativo y la cohesión social.

Factor 3. Abandonar el centralismo, asistencialismo y cortoplacismo. Este componente es vital para construir una sociedad más justa y favorecer los liderazgos democráticos. Consiguientemente, la visión y el método de trabajo para elaborar los nuevos acuerdos deberían anular el surgimiento de opciones populistas o autoritarias. Es prioritario, entonces, la identificación de las causas determinantes de (1) la masiva emigración (33 % de compatriotas vive en el exterior), y (2) la transición de la violencia política a la violencia delincuencial en apenas un cuarto de siglo.

Factor 4. Abordar los problemas estructurales. Esto implica que las cúpulas partidarias y gubernamentales dejen de responsabilizar a terceros de las crisis, analicen técnicamente cada problemática (diferenciando causas y efectos) y rechacen la hipótesis de que para superar los mayores obstáculos hay que modificar la Constitución y otras leyes. En otras palabras, la principal limitación es la aplicación de la ley y no el vacío de ley.

Factor 5. Elaborar una agenda de nación. El Estado salvadoreño hizo pública la solicitud de apoyo a la ONU el pasado 16 de enero, para construir un nuevo pacto. Esta misión adquiere relevancia al ser anunciada en el 25 aniversario del Acuerdo de Paz, al llevarla a cabo en momentos que se aplicará un ajuste fiscal (iliquidez e insolvencia financiera) y al promoverla en un intenso período electoral 2017-2019. Igualmente emblemático es que dicha solicitud haya sido formalizada por uno de los suscriptores del Acuerdo de Paz (el FMLN está en la Presidencia de la República desde 2009).

Conclusión: las cúpulas partidarias carecen de la visión, credibilidad y voluntad para abordar los problemas estructurales. Sus energías y esfuerzos parecieran estar orientados hacia (1) el control del aparato estatal y (2) la conservación del statu quo. Estas condiciones, la contención a las migraciones y la lucha contra la corrupción a nivel internacional, hicieron posible que el poder público avalara que la ONU facilite la elaboración de una agenda de nación. El mayor reto de la ONU es propiciar que los ciudadanos y sus organizaciones participen en el proceso.

Tags:

  • desequilibrio fiscal
  • crecimiento
  • asistencialismo
  • iliquidez

Lee también

Comentarios