Lo más visto

Más de Opinión

Viviendo la experiencia de lavado de dinero en ES

Enlace copiado
Walter Morales

Walter Morales

Enlace copiado

Hace unos días tuve la oportunidad de conocer un caso que involucraba a un agente anticorrupción de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Miguel, quien depositó en una agencia bancaria, US$35 mil dólares en efectivo. El hecho causó mucha curiosidad porque en la actualidad en El Salvador, no cualquier persona tiene esa cantidad de dinero producto de sus ahorros, pero también por el hecho de ser policía.

Este tipo de acciones, no son conocidas por la población, incluso hay muchos salvadoreños que por fortuna no han padecido los efectos de la delincuencia de manera directa o indirecta, solo la palpan a través de los medios de comunicación y redes sociales, por eso como capacitador estoy convencido que para aprender no solo hay que leer, hay que vivir las experiencias.

Durante 2019, incluí, dentro del desarrollo de algunos módulos del diplomado en Prevención de Lavado de Dinero y Activos, intervenciones artísticas dramatizadas en las que se representa la corrupción en la política y en los negocios, porque esto ayuda a que la gente conozca, dentro de un ámbito de ficción, una realidad nacional cotidiana que muchos no logran detectar.

Desde mi perspectiva, estas se convierten en una excelente herramienta para reforzar un mensaje al público sobre la corrupción y la violencia que sufre la población salvadoreña a los asistentes de las capacitaciones, que en su mayoría son ejecutivos corporativos, especialistas y agentes obligados en el tema de Ley de Lavado de Dinero.

Por ello y para lograr mi objetivo como andragogo, he incorporado como parte de una estrategia creativa e innovadora, transmitir conocimientos de una forma clara y eficaz, exponiendo la realidad con respeto, transparencia y ética, entre otras características.

Porque hay que reconocer y valorar que no existe prevención y cumplimiento sin incluir valores éticos, de allí la importancia de crear una cultura de ética en las empresas, organizaciones e instituciones públicas.

Es necesario hablar, educar y presentar ejemplos reales, para que la gente conozca e identifique la corrupción en situaciones de la vida diaria, por ejemplo: cómo son las extorsiones y hechos vandálicos, porque también generan lavado de dinero.

Como consultor en temas en finanzas, prevención de lavado de dinero y de la ley, estoy seguro en decir la verdad tal y como es, y es atinado aprender sobre casos de corrupción en diferentes tipologías como soborno, licitaciones fraudulentas y más.

La actividad delictiva no solo está en el escritorio por eso hay que vivir la experiencia y la realidad de nuestro país, el hacerlo nos vuelve críticos y esto nos permite formar parte de la transformación social, cultural y económica, deteniendo la corrupción que sigue caminando, y con paso fuerte.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines