Vivir en presente para estar en paz

Si las personas y las familias unidas nos apoyamos unas a otras, se puede construir una mejor sociedad, plantándole cara a los políticos que no quieran cambiar, al tiempo que se descubren y apuntalan nuevas formas de liderazgo al interior de los partidos y las organizaciones.
Enlace copiado
Vivir en presente para estar en paz

Vivir en presente para estar en paz

Vivir en presente para estar en paz

Vivir en presente para estar en paz

Enlace copiado
Desde esta perspectiva, ¿Cómo animamos a la sociedad a volver la mirada al gigante dormido que es la familia en su papel crucial en la formación de competencias para empleabilidad en los jóvenes, tan cruciales para que tengan mejores oportunidades de progreso?

En el primer Informe GLOBAL HOME INDEX, una investigación liderada por la Home Renaissance Foundation (HRF), con sede en Londres, contiene un estudio comparativo en 20 países (incluyendo El Salvador), se analiza el papel esencial de la familia en la sostenibilidad. El proyecto estuvo dirigido a determinar cómo se valora y se vive en la realidad cotidiana el trabajo que se requiere para construir un hogar. En el documento se analizó la valoración que se hace de las tareas de cuidado de las personas y del trabajo en la casa, el tiempo que se dedica a ellas, cómo se distribuyen las responsabilidades dentro de un hogar, cómo se transmite su valor a los hijos, etc. Entre los resultados obtenidos a nivel mundial se revela que más del 80 % de los encuestados considera importante ocuparse de las tareas del hogar y el 60 % cree que este tipo de actividades contribuye a desarrollar competencias para otras áreas de la vida. Sin embargo, el 76 % afirma que la sociedad valora más el éxito profesional que el cuidado de la casa y la familia.

Las conclusiones del Informe GLOBAL HOME INDEX se manifiesta en dos respuestas: arriba de la mitad de los encuestados considera que no dedica tiempo suficiente a las tareas del hogar y, en el mundo de las maestrías, doctorados y cursos de especialización, menos del 15 % se capacita para este tipo de trabajo. La investigación señala que el valor de la familia es algo que trasciende el ámbito privado.

En la misma línea van también las investigaciones de Catalyst, una ONG dedicada a promover herramientas desde el 2008, cuando insiste en promover la flexibilidad laboral como herramienta para ser más efectivos tanto en la vida como en el empleo, viéndola no solo como horarios laborales sino como una cultura y forma de liderar en la cual al aprecian equitativamente la vida personal de los colaboradores, se logra aumentar su productividad.

http://www.catalyst.org/blog/catalyzing/how-workplace-flexibility-can-promote-inclusion-and-prioritize-talent y en http://www.catalyst.org/knowledge/making-change%E2%80%94beyond-flexibility-work-life-effectiveness-organizational-tool-high

Creo firmemente que debemos vivir el presente para construir la paz, ayudando a instalar el tema de la familia en la agenda pública y empresarial. Hagamos conciencia de la contribución del trabajo de la familia en el hogar en el desarrollo sostenible, identificando caminos para promover un mayor reconocimiento social de estas tareas (la Organización Mundial del Trabajo, OIT ha insistido en esto). Fomentemos una cultura solidaria y propongamos el diseño de políticas públicas y corporativas para apoyar a las personas y empleados que tienen a su cargo responsabilidades del cuidado de los niños, enfermos y ancianos.

P. D. Si quiere conocer cuál es su estilo personal de equilibra vida y trabajo, ingrese a este link para un autoanálisis y tomar ideas de cómo hacerlo mejor, sin costo alguno: http://globalhomeindex.org/latam/
 

Tags:

  • paz
  • familia
  • realidad
  • salud

Lee también

Comentarios

Newsletter